Los múltiples beneficios de la mascarilla de leche y miel para la cara

Teresa Guerra

 Mascarilla de leche y miel

La leche y la miel son una asociación habitual en la alimentación, pero no sólo ingiriéndolos podemos beneficiarnos de sus propiedades. La leche es uno de los alimentos más básicos de nuestra dieta, y gracias a su contenido en calcio podemos mantener la salud de los huevos, además de vitaminas de los tipos B2, B6 y B12, que favorecen el crecimiento y son el motivo de que se relacione la leche con el desarrollo de los niños. La miel también tiene interesantes propiedades como su efecto calmante de afecciones como la tos, proteger el estómago o bajar la fiebre.

Para nuestra piel también encontramos en estos alimentos una buena base para elaborar mascarillas, que aplicadas tras la limpieza facial diaria nos ayudan a proteger la salud de la cara. La leche proporciona hidratación y el ácido láctido que contiene estimula la producción de colágeno. Con la miel podemos ayudar a las pieles secas a aumentar el nivel de lípidos, cicatrizar con mayor velocidad y evitar infecciones.

Cómo hacer mascarillas para la cara con leche y miel

Las mascarillas que contienen miel son especialmente indicadas para mujeres con piel seca, pero cualquiera puede aprovechar los beneficios de estas mascarillas que proponemos:

- Mascarilla depurativa para la cara: Mezclar una cucharada de leche el polvo, una cucharada de miel y una clara de huevo. Extender por la cara y dejar actuar durante quince minutos antes de retirar con agua tibia, de esta forma arrastraremos todas las impurezas acumuladas por nuestra piel.

- Mascarilla hidratante de leche y miel: Con dos cucharadas de miel, una yema de huevo y unas gotas de aceite de almendras podemos elaborar una mascarilla que ayuda a la piel a estar hidratada. Déjala actuar durante unos veinte minutos y lávate la cara con agua tibia.

- Mascarilla tibia para la piel seca: Calienta dos cucharadas de miel y dos cucharadas de leche en un cazo o en el microondas durante unos segundos. Esta mascarilla hidrata y nutre la piel, ayudando a las caras con piel seca para evitar que se resequen en exceso.