Limpieza facial paso a paso en caras con acné

Teresa Guerra

 Limpieza de cara con acné

El acné es una de las infecciones faciales más comunes, molestas y desagradables para la mujer, ya que puede hacer que la piel tenga un aspecto poco saludable, y si no se trata eficazmente puede dejar cicatrices o manchas. Aunque es común en la adolescencia, el acné puede aparecer en cualquier mujer especialmente si se dan circunstancias como piel grasa o desequilibrios hormonales.

Si bien puede ocurrir por diversas causas, el acné se produce por la sobreestimulación de las glándulas sebáceas de la piel. Al haber un exceso de grasa se pueden producir inflamaciones y obstruirse los poros causando puntos negros y granos con pus, siendo estos últimos el resultado de la lucha del sistema inmunológico contra el acné, al morir los glóbulos blancos se van acumulando e inflamando la zona.

Limpieza facial de la cara con acné paso a paso

Por ese motivo, lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de realizar una limpieza facial si tenemos acné es que no debemos estimular la producción de grasa de la piel, pues agravaríamos la enfermedad. por ello utiliza productos como jabón o cremas limpiadoras sin aceites ni alcohol, que sean suaves y no agresivas. Al retirar el producto es importante hacerlo con suavidad, sin apretar ni arrastrar para no extender la infección.

A continuación debemos hidratar la piel para evitar que esté tirante, lo que llevaría a un aumento del sebo. Utiliza cremas hidratantes que se absorban con facilidad, extendiéndolas suavemente, y habiendo retirado siempre el pelo de la cara. Por último podemos aplicar un tónico facial que ayude a recuperar el pH neutro de la piel.

Si queremos realizar la extracción de algún grano no debemos hacerlo nunca con las uñas pues podríamos causar heridas, sino usando unas gasas o algodones que nos permitan extraer el pus sin dejar que se extienda por los poros cercanos. De todas formas lo mejor es que la extracción la realice un profesional, así como los tratamientos más agresivos como la exfoliación, para evitar efectos adversos.