Spa facial: en qué consiste este tratamiento de limpieza de cara

El principal objetivo de este tratamiento es relajarse

Teresa Guerra

  Spa facial

Los tratamientos faciales tienen como objetivo mejorar la salud y el aspecto de nuestra piel, mejorando su estado y ayudándonos también a sentir mayor seguridad y confianza. Éstos son los objetivos de un spa facial, un completo tratamiento de belleza que intenta lograr a través de la relajación y los tratamientos que la mujer se sienta como la protagonista por unas horas.

En un spa facial, el primer objetivo es lograr sentirnos relajadas y tranquilas, por lo que el ambiente es de la mayor importancia. Para conseguir la mayor efectividad, el siguiente paso será realizar un completo análisis de la piel, para detectar cuáles son los mayores problemas que sufre y realizar el tratamiento con las cremas más adecuadas a cada tipo de piel.

Tratamiento de un spa facial para regenerar y rejuvenecer la cara

En segundo lugar debemos realizar una limpieza completa del cutis para eliminar cualquier resto de maquillaje, impurezas y células muertas. Esta limpieza se acompaña de un suave masaje que ayuda a relajar la piel y hacer que la crema penetre con mayor facilidad. También se puede hacer un tratamiento con vapor que ayude a abrir los poros.

La exfoliación es otra forma de eliminar las células muertas y dejar la piel más luminosa. Para continuar con el spa facial debemos realizar un tratamiento con velo de colágeno. Este sistema, recomendado incluso para las pieles sensibles, tiene como objetivo hidratar y nutrir la piel estimulando la producción de colágeno, y tiene un efecto rejuvenecedor.

A continuación debemos limpiar la piel de cualquier resto de la mascarilla que hayamos utilizado, para lo que nos serviremos de un tónico facial aplicado con suavidad por toda la cara. Terminaremos el tratamiento aplicando una crema para hidratar la piel, para lo que debemos usar una crema facial adecuada a nuestras características personales.