Los productos que necesitas para una correcta limpieza facial diaria

Crema limpiadora, tónico y crema hidratante son básicos

Teresa Guerra

 Productos para una limpieza facial

La piel debe soportar numerosas agresiones a lo largo del día. Nuestros gestos, la contaminación, la suciedad, el maquillaje, las infecciones...poco a poco los efectos del desgaste se acumulan y aparecen los problemas. La prevención es el mejor tratamiento facial al que podamos acudir, y para ello es necesaria la regularidad.

El cuidado facial no es materia de un solo día. Aparte de los tratamientos que nos ayuden a corregir problemas puntuales, como un peeling para eliminar manchas y liftings para disimular las arrugas, la limpieza facial diaria es la mejor forma de cuidar la salud de la piel a largo plazo. Debemos realizar al menos dos, por la mañana y por la noche, y para ello necesitaremos estos productos:

Qué productos necesito para realizar la limpieza facial diaria

1 Crema limpiadora

El primer paso de una limpieza facial es limpiar bien la cara de cualquier resto de suciedad. Para ello podemos recurrir a una crema limpiadora, si tienes la piel seca o sensible, o bien a un jabón adecuado para pieles grasas.

2 Tónico

A continuación aplicaremos sobre la cara un tónico facial, que también debe elegirse en función al tipo de piel. Su función es ayudar a la piel a recuperar su nivel de acidez neutro, que se sitúa en el pH 5.5

3 Crema hidratante

Es el paso más importante del cuidado facial, las células de la piel hidratadas aumentan de tamaño y así se reducen los espacios que generan las arrugas. La piel debe estar siempre hidratada. Si tienes la piel muy seca es necesario recurrir al aceite corporal, mientras que si es muy grasa deben ser de consistencia geloide para facilitar su absorción. Las pieles mixtas pueden requerir distintos tipos de crema para cada zona, y si es muy sensible la clave está en evitar las cremas que contengan alcohol.

Sigue estos pasos dos veces al día, aplicando los productos en la cara y cuello con un suave masaje, para conseguir un cuidado facial completo. No olvides usar siempre productos adecuados para tu piel y aplicar crema de protección solar antes de salir de casa, incluso en invierno.