Lo último en tratamientos faciales

 Tratamientos faciales

Los avances en medicina estética son cada vez más sorprendetes y sus eficaces resultados animan a muchas mujeres a probarlos. Desde la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC) nos han pusto al día de algunos de los últimos tratamientos, en este caso, para ganarle la batalla al envejecimiento cutáneo.

Lo último en láser


Hasta ahora, los procedimientos con láser, requerían todavía largos tiempos de recuperación, alrededor de veinte días, lo cual iba en contra de las necesidades actuales de los pacientes, que solicitan resultados inmediatos, reales y sin afectación de su vida socio-laboral. Por ello, se ha empezado a trabajar con láseres fraccionados no ablativos, que combinan dos longitudes de onda, 1540 nm y 980 nm. La sinergia entre ellas ofrece una rápida recuperación de la piel (a las 24 horas del tratamiento) reduciendo notablemente manchas y arrugas, y produciendo en tan sólo 3-4 sesiones un notable rejuvenecimiento cutáneo global.

Este tipo de láser, provoca una lesión microscópica en forma de cono; en cada tratamiento se actúa únicamente sobre un 60% de la superficie de la piel, y eso permite una mayor y más rápida regeneración del tejido adyacente.

Un nuevo enfoque en radiofrecuencia


La Tecnología Fraccional Píxel es una radiofrecuencia que realiza microimpactos térmicos sobre la superficie cutánea con un daño controlado en forma de microperforaciones, sin producir alteraciones en la dermis. Actúa en la epidermis, y libera una alta cantidad de energía en la dermis, produciendo desnaturalización del colágeno para inducir fibrosis y retracción, básicas para el tratamiento de la flacidez cutánea.

Consigue resultados satisfactorios para el tratamiento de rejuvenecimiento facial, poros dilatados, cicatrices de acné o varicela, manchas, alteraciones de tono y queloides.

Colágeno oral


Con dosis diarias de 10 gramos de colágeno - se ingiere en forma de hidrolizados de gelatina que, a las doce horas, han sido digeridos en un 95% - se pueden compensar los efectos del envejecimiento, aportando elasticidad y resistencia a los tejidos dérmicos.

Con la edad, el colágeno y la elastina pierden elasticidad y aparecen las arrugas. Por ello, a medida que nos hacemos mayores, es muy aconsejable complementar la administración tópica de dermocosméticos con la toma vía oral de complementos nutricionales que ayuden en la prevención y tratamiento de procesos de envejecimiento. Hay micronutrientes y complementos nutricionales que administrados vía oral llegan donde son necesarios, regulando el correcto funcionamiento de la matriz extracelular de la dermis, por ejemplo. En cambio, cuando se administran únicamente por vía tópica, a veces, no consiguen atravesar la barrera epidérmica, bien sea por su estructura o por su peso molecular.

Asimismo, en situaciones de control de sobrepeso, postparto o hipercolesterolemias, un aporte extra de colágeno de modo fácilmente asimilable va a suponer en los primeros estadios de la enfermedad un verdadero tratamiento preventivo de la artrosis, la osteoporosis y el envejecimiento cutáneo, como la flacidez tras la pérdida de peso o debido al embarazo.

El colágeno como complemento nutricional de origen natural viene utilizándose desde los años 90. Su efectividad por vía oral está demostrada por más de 40 estudios clínicos, de los cuales más de 10 son aleatorizados, doble ciego, randomizados, realizados por equipos médicos distintos y en diferentes países. Estos son sus principales beneficios (empiezan a apreciarse a partir del 3 mes de tomarlo diariamente a la dosis recomendada por el médico):

-Reduce y retrasa la aparición de arrugas de las arrugas dérmicas.

- Nutre, protege y regenera los tejidos con colágeno, como los de las articulaciones, hesos, piel, etc.

- Reduce el dolor articular.

Josune de la Riva  •  viernes, 22 de enero de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x