Tratamiento facial con ácido bórico para acné y quemaduras

Dada la acidez y potencia del ácido bórico, consulta antes a tu dermatólogo

Teresa Guerra

Tratamiento facial con ácido bórico para acné y quemaduras

El cuidado facial es una tarea del día al día que nos ayuda a mejorar la salud de la piel. Un tratamiento puntual también nos puede ayudar a eliminar algunos de los problemas más graves o persistentes, como es el caso del acné y las quemaduras. Con el ácido bórico podemos evitar que las señales permanezcan en la cara y lograr un tono más uniforme.

El ácido bórico es un compuesto químico, también conocido como ácido trioxobórico. Su naturaleza ligeramente ácida hace que tenga numerosas aplicaciones como antiséptico a nivel medicinal. Su uso en cosmética sigue esa misma línea, siendo habitual usarlo como desinfectante para evitar que las lesiones faciale se agraven, a la vez que regula el pH de la piel.

Cómo eliminar el acné con ácido bórico

El acné es la infección cutánea más común y extendida, especialmente entre las mujeres adolescentes y jóvenes, aunque puede persistir durante años con diferentes grados de intensidad. Precisamente por ese motivo se recurre al uso del ácido bórico, que contribuye a prevenir la expansión de la infección. El mismo criterio se aplica en el caso de las quemaduras y los cortes, aplicando ácido bórico para que no se infecten.

Sin embargo, dada la acidez y potencia del ácido bórico conviene consultar siempre al dermatólogo antes de aplicarlo, pues de lo contrario puede dañar más la piel y provocar graves efectos secundarios. Nunca se debe aplicar en heridas abiertas ni con una disolución superior al 3% para evitarlo.

El ácido bórico se presenta como un polvo blanco y se puede adquirir en farmacias. Se aplica diluído en la proporción aconsejada sobre la piel limpia. Posteriormente habrá que aplicar crema hidratante, ya que su uso puede dejar la piel seca. Lo más importante es no abusar del ácido bórico, ya que si se aplica en exceso puede provocar la aparición de cicatrices que serán muy difíciles de eliminar.