Cómo eliminar las ojeras de los niños

Trucos para que los peques no tengan ojeras

María José Roldán Prieto

Igual que los adultos, los niños también pueden tener ojeras en los ojos, esto rara vez significa que los nios tengan problemas de salud o malos hábitos de sueño. Las ojeras en los niños pueden tener otras causas que hay que tener en cuenta para poder darles solución.

En la mayoría de casos los niños suelen tener ojeras por algún tipo de alergia, por lo que la nariz queda bloqueada y no la sangre no es capaz de fluir libremente, algo que hará que las venas de la parte inferior de los ojos se oscurezcan. Otro motivo también puede ser la congestión por un resfriado, por el mismo motivo que lo citado en la línea anterior.

Son muchas las veces que los médicos no pueden saber qué es lo que causan las ojeras en los pequeños de la casa, pero en muchas ocasiones pueden ser motivo de; falta de sueño, deshidratación, eczemas, genética, pigmentación desigual, obstrucción de la nariz, infecciones sinusales, demasiada exposición al sol, anemia, entre otros.

Pero en muchas ocasiones las ojeras no siempre reflejan la mala salud, pueden ser otros motivos como los que te acabo de mencionar, y aunque no siempre requieren atención médica, si ves que las ojeras empeoran o que no se van aunque hayas intentado solucionarlas, es conveniente llevar al niño al médico para descartar otros problemas.

¿Cómo solucionar las ojeras en los niños?

En la mayoría de ocasiones, las ojeras de los niños suelen irse cuando se alivian los síntomas que lo provocan como por ejemplo las alergias o la congestión nasal.

Como en los adultos se pueden utilizar algunos remedios caseros para poder solucionar las ojeras a los niños, pero en todo caso siempre habrá que evitar el uso de productos químicos o cremas antiedad. Algunos remedios caseros podrían ser los siguientes:

- Se pueden poner en los ojos cerrados del niño rodajas de pepino cortadas y frías durante 10 minutos dos veces al día durante varias semanas.

- Poner en los ojos cerrados del niño rodajas de patata cortadas y frías durante 10 minutos dos veces al día durante varias semanas.

- Otra idea es poner discos de algodón humedecidos en agua fría o en manzanilla y dejarlo en los ojos cerrados del niño 10 minutos, también dos veces al día durante varias semanas.

- Por último, se puede usar el frío como aliado para luchar contra las ojeras infantiles. En este caso, tendrás que envolver unos hielos en un paño y ponerlo en las ojeras del niño durante varios minutos. Realizar esta acción dos veces al día.

Con estos remedios caseros, realizándolos durante un par de semanas se podrán empezar a ver mejoras en las ojeras del niño. ¿Sabrías decirnos más formas de solucionar este problema en la delicada piel infantil?