Ojeras y cansancio, ¿están relacionados?

Causas por las que aparecen las ojeras

María José Roldán Prieto

Las ojeras son un mal que afecta a muchas mujeres en nuestra sociedad. Hoy en día resulta complicado no ver a una mujer que no tenga unas ojeras más o menos pronunciadas. A medida que van pasando los años, la piel de debajo de los ojos se vuelve más delgada y el colágeno empieza a perderse.

Para mejorar esta situación además de disimularlo con maquillaje se intenta que los vasos sanguíneos mejoren la apariencia, normalmente con frío. Las ojeras no necesariamente tienen que ser un signo de cansancio, pero si el cansancio viene acompañado con estrés, genética y fatiga es probable que las ojeras empeoren y se vuelvan más oscuras.

Existen otros factores que también pueden influir en la aparición de las ojeras y que nada tiene que ver con el cansancio como por ejemplo alergias, el llanto, retención de líquidos, genética, anomalías en la pigmentación de la piel, exposición excesiva al sol, la edad... como ves no siempre se necesita estar cansado para tener ojeras, pero si sufres algún otro factor es entonces cuando con el cansancio se pueden empeorar. 

Ojeras y cansancio: ¿un asunto médico?

No necesariamente es algo imprescindible consultar a un médico por tener ojeras, raras veces tienen que ver como signo o síntoma de enfermedad más grave. Aunque si crees que las ojeras bajo los ojos pueden ser un síntoma de enfermedad, entonces no dudes en acudir a tu médico para descartar que puedas estar padeciendo alguna enfermedad.

Aunque tener ojeras no es algo de lo que tengas que preocuparte demasiado, deberás ir al médico inmediatamente si ves que tienes hinchazón o decoloración bajo un sólo ojo y no desaparece tras unos días aunque utilices remedios y métodos para conseguirlo.

Remedios caseros para lidiar con las ojeras

Aunque los remedios para las ojeras dependerá de las causas, hay métodos comunes que puedes utilizar para intentar disimularlas y mejorar tu aspecto desde hoy mismo. Si ves que no se te mejoran en absoluto, entonces puedes optar por ir al médico. A continuación te explico algunos remedios caseros para que puedas empezar a aplicar hoy mismo.

- Paño frío. Con un paño frío, una bolsa de guisante del congelador o cualquier cosa fría podrás hacer maravillas.

- Rodajas de pepino o patata. Las rodajas frías de pepino o patata también te pueden ayudar a reducir las ojeras y la hinchazón de tus ojos.

- Dormir con la cabeza un poco levantada. Dormir con una almohada un poco más alta de lo normal te ayudará a que el líquido de debajo de los ojos mejore.

- Evita el exceso de sol. El exceso de sol también puede empeorar el estado de tus ojeras haciéndolas mucho más oscuras, así que evita tomar demasiado el sol.

- Utiliza los correctores de ojeras para mejorar tu aspecto.

¿Crees que el cansancio es lo único que puede provocar las ojeras o quizá sea un complemento que haga que las potencie?