Remedios naturales para reducir las ojeras 

Cómo eliminar las ojeras en casa

María José Roldán Prieto

A nadie le gusta tener ojeras y es que realmente afean el rostro de cualquier persona, porque además de ser oscuras y horribles también pueden ser molestas ya que quitarlas o al menos reducirlas puede resultar complicado. Pero reducir las ojeras puede parecer más complicado de lo que realmente es.

No es necesario que tengas que recurrir a maquillaje o a productos caros para conseguir un efecto deseado en tu rostro ¡ni mucho menos! Puedes optar por remedios naturales para conseguir tener un rostro mucho más saludable y sentirte mucho más guapa.

A continuación podrás ver cómo con productos naturales que puedes conseguir en la despensa de tu cocina podrás encontrar las mejores soluciones para reducir las ojeras.

Remedios naturales para las ojeras: pepino, tomate y patata 

El pepino es uno de los remedios naturales más conocidos para reducir las ojeras y tener un rostro saludable. Además es muy fácil de conseguir y resultan muy económicos ¡nada que ver con los productos que venden en las tiendas para combatir las ojeras!

Además el pepino te proporciona el efecto frío que funciona estupendamente para alcanzar las zonas más oscuras de debajo de los ojos. También te ayuda a aumentar el flujo de sangre y a reducir la hinchazón. Para poder combatir las ojeras con los pepinos es más fácil de lo que te puedes imaginar.

Lo primero que debes hacer es cortar un pepino fresco en rodajas grusas y dejarlos en la nevera durante 30 minutos. Después, es cuestión ed poner las rodajas de pepino en los ojos durante 10 minutos y lavar la cara con agua. Después, es necesario repetir esta acción dos veces al día durante una o dos semanas, dependiendo del oscurecimiento que tengas en las ojeras.

Otra opción exitosa en cuanto al pepino es la de mezclar zumo de pepino y zumo de limón en partes iguales. Después tendrás que aplicar la mezcla sobre la zona de las ojeras con una bola de algodón, dejarlo actuar 15 minutos y lavar la cara con agua.

Por otra parte, las patatas tienen unos agentes blanqueadores que te ayudarán a aclarar las ojeras y además a reducir la hinchazón de alrededor de los ojos. Para conseguir que la patata sea tu mejor aliada para la lucha de las ojeras tendrás que rallar una o dos patatas después de haberlas tenido en la nevera y extrae rel zumo que haya en ellas.

Después, es cuestión de remojar un algodón en el zumo de patata y colocarlo en tus ojos cerrados, pero centrándote sobre todo en la zona de las ojeras. Después, deja que actúe durante 15 minutos y enjuaga los párpados bien con agua fría. Es necesario repetir esta acción una o dos veces al día durante dos semanas.

Si no te sale mucho zumo de patata no te preocupes, porque puedes utilizar este mismo remedio con rodajas de patata gruesas para eliminar las ojeras y ponerlas encima de los ojos (bien frías) dos veces al día durante dos semanas.

Si diera la causalidad que no tienes pepinos ni tampoco tienes patatas (algo que me extrañaría bastante) ¡no te preocupes! Porque seguro que tienes ¡tomates! Los tomates también te ayudarán a luchar contra las ojeras. Tienen propiedades para blanquear la piel por lo que también te serán de gran ayuda. Para poder conseguirlo tendrás que mezclar una cucharada de zumo de tomate con media cucharada de zumo de limón, y aplica la mezcla sobre las ojeras y deja que repose 10 minutos. Después, enjuaga con agua y repite la acción 14 días. Si no tienes limones en casa no te preocupes porque con el zumo de tomate únicamente también te servirá igualmente.

¿Qué te parecen estos tres remedios naturales para reducir las ojeras? ¿Cuál harás hoy mismo?