¿Se puede usar el protector solar del año pasado?

Sí, siempre y cuando sigas estas recomendaciones con tus cremas solares

Beatriz Martínez

Cada verano nos preguntamos: ¿se puede usar el protector solar del año pasado?

Es muy importante proteger la piel de los rayos del sol en verano. Pero no pienses que tan solo debes usar el protector solar si vas a la playa o la piscina; también debes usarlo si vas a pasear por la ciudad. Elige siempre una crema solar de calidad con un factor 30 como mínimo y repite la aplicación cuando hayan pasado dos horas. Consejos todos ellos que ya te hemos dicho en más de una ocasión, pero que no está de más recordar, sobre todo cuando el verano llega a su ecuador y solemos relajarnos en lo que a estas precauciones se refiere.

Lo que puede que aún no sepas es si se puede usar el protector solar del año pasado. Tienes en casa una crema del sol del año anterior, de buena calidad y el bote está por la mitad, te da pena tirarlo pero no estás muy segura de si es bueno para la piel usarla después de todo el invierno, “¿y si ha perdido su eficacia y mi piel se daña?” Piensas... Tranquila, aquí tienes las respuestas.

La duda veraniega: ¿Se puede usar el protector del año pasado?

Las cremas solares pierden propiedades con el paso del tiempo

Entonces, ¿puedo aprovechar la crema de sol que me sobró del verano pasado? La respuesta es sí, siempre que cumplas con los siguientes requisitos:

1 Que la hayas guardado dentro de un armario o un cajón cerrado y que la hayas conservado en un lugar fresco y seco alejada de temperaturas elevadas. Esto significa que si la dejaste en el armario del baño, por ejemplo, sus cualidades deben ser óptimas. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), así lo declaraba tras haber sometido a prueba diferentes marcas de protector solar. 

2 Que en el envase de la crema solar no ponga lo contrario o que ya haya pasado la fecha de caducidad. No suele ser el caso, pero si que hay alguna crema solar que indica en el envase que no se debe usar una vez hayan transcurrido determinados meses de su apertura. Así que, por supuesto, siempre hay que leer la etiqueta del producto y tener en cuenta la fecha de caducidad del mismo. 

Descubre cómo puede afectar a tu piel echarte una cremas del sol del año pasado

3 Que el protector solar esté en buenas condiciones. Si, cuando vayas a ponerte la crema que te sobró del año anterior, ves que está en perfectas condiciones, la podrás utilizar con total confianza, si por el contrario notas que el color, el olor o la textura han cambiado, lo más acertado es no utilizarla y comprar otra nueva por el bien de tu piel

Ya solo nos queda recordarte que debes fijarte en la fecha de caducidad del producto y en el número de meses que puede permanecer abierto sin estropearse. Por otro lado, no te olvides de evitar exponerte al sol durante las horas centrales del día; recuerda usar otros protectores físicos como gafas de sol, sombreros y sombrillas de playa. 

Sigue estas recomendaciones y podrás disfrutar del verano al 100% mientras cuidas de tu piel.