Falsos mitos y leyendas sobre belleza: cuando estar guapa solo depende de ti

Las mentiras más extendidas sobre el mundo de la belleza

Beatriz Iznaola

Cuando se trata de belleza la cantidad de mitos y leyendas que aparecen es infinita. Desde más allá de la época de nuestras abuelas las leyendas han ido transmitiéndose de boca en boca hasta llegar a nuestros días. Algunos de ellos tienen que ver con maquillaje, otros con nuestro cabello y otros con nuestra piel. Hay gran variedad dentro de belleza, porque la belleza engloba muchos y variados temas. 

Falsos mitos sobre belleza

La belleza es un tema muy delicado a los que muchas y muchas le dedican bastantes horas. El maquillaje, el cabello, las uñas, el acné y muchos otros temas tienen que ver con la belleza en sí. No es fácil saber qué mitos son verdad y cuáles no lo son, ya que la tradición nos ha hecho llegar toda una serie de curiosidades y consejos que hasta ahora habíamos creído. Aquí vamos a decubrir algunos de los falsos mitos más comunes en nuestra sociedad.

Uno de los mitos más viejos sobre belleza que conocemos es que el chocolate produce acné. No es cierto, lo que sucede es que si tu piel tiende a tener acné la alimentación va a afectar directamente a tu piel y las grasas y los dulces no van a hacerle ningún bien. Pero depende de toda la alimentación, no sólo del chocolate. Otra de las falsas leyendas más habituales en nuestro día a día es la supuesta falta de calcio por tener manchas blancas en las uñas. Esto no es cierto, tan sólo son unas pequeñas burbujas de aire que se forman bajo la uña. Para eliminarlas has de utilizar un pintauñas de tono natural hasta que desaparezcan. 

Muchas veces escuchamos que lavarse el pelo todos los días hace que se vuelva más graso. Es un falso mito, ya que el champú no estimula las glándulas sebáceas, que son las encargadas de la grasa del cabello. Lo que realmente ocurre es que el pelo limpio tiende a ensuciarse mucho más que el que ya estaba graso, así se crea tan sólo una percepción propia. De esta manera nos damos cuenta de la gran variedad de falsos mitos y leyendas sobre belleza que existe en nuestra vida cotidiana, a los cuales no debemos hacer tanto caso como creemos.