Cómo rizar las pestañas paso a paso y tipos de rizadores

Andrea Collantes

Unas pestañas largas y voluminosas son el sueño de toda mujer pero tanto si las tenemos como si no, el rizador de pestañas es el instrumento que no puede faltar en todo neceser de maquillaje.

A la hora de utilizar un rizador debemos tener especial cuidado y, como todo, requiere una técnica para conseguir sacar el máximo partido a tus pestañas

Para obtener los mejores resultados, las pestañas deben estar completamente limpias de todo maquillaje. Nunca rices las pestañas después de aplicar la máscara, ya que puede dañarlas o incluso romperlas.

Riza tus pestañas: Dos sencillos pasos

Únicamente necesitaremos seguir dos pasos para que nuestras pestañas queden perfectamente rizadas:

En el primero de ellos, colocaremos la línea del rizador coincidiendo con la raíz de las pestañas y apretaremos durante diez segundos con mucho cuidado de no pellizcar la piel.

En el segundo paso, volveremos a repetirlo pero esta vez sólo en las puntas durante otros diez segundos. Así conseguirás levantar las pestañas y una mayor curvatura.

Con esta técnica tan sencilla tus pestañas estarán preparadas para aplicar la máscara de pestañas y lucir más largas

Rizador clásico Vs. Rizador térmico

Actualmente, podemos encontrar rizadores térmicos que son rizadores con forma de peine con una resistencia que lo calienta para conseguir una curvatura perfecta gracias al calor.

Una de sus principales ventajas frente al rizador clásico es que éste dobla la pestaña mientras que el térmico ofrece una curvatura más redondeada y natural.

Además, el rizador térmico siempre te ofrecerá mayor duración y puede ser utilizado una vez aplicada la máscara de pestañas, sin debilitarlas.

El precio es un factor a tener en cuenta ya que el clásico tiene un coste muy asequible mientras que el térmico, tiene un precio más elevado.

Quizás el hecho de acercar algo con calor al ojo te de reparo pero si lo pruebas verás que no es para nada dañino y el efecto es inmejorable, ¿te atreves?