Cómo cortarte las puntas del pelo, tú misma y en casa

Beatriz Iznaola

Ir a la peluquería para sólo cortarse las puntas es correr un riesgo absoluto. La frase de “sólo las puntas, lo menos posible” parece que nunca es entendido por las peluqueras y nosotras, que no solemos quejarnos, acabamos aceptando un corte de pelo que no deseábamos. Más corto de lo que queríamos, casi siempre.

Así, muchas han tomado la decisión de cortarse ellas mismas las puntas en casa, ¿tú también quieres hacerlo?

Cómo cortarse las puntas en casa

Antes de nada, tenemos que ser conscientes de que no nos va a quedar igual que en la peluquería, allí hay profesionales, nosotras somos clientas indignadas y pequeñas aficionadas que deciden cortarse el pelo en casa, nada más.

En primer lugar hemos de lavarnos el pelo, mojarlo al menos, para que sea más sencilla la operación. El corte dependerá de cómo tengamos el pelo, si a capas, recto o desfilado, entre otros. Si queremos hacernos un buen corte de puntas deberemos siempre respetar la forma de nuestro cabello.

Después de eso, cogeremos mechones de pelo para ir cortando poco a poco, no podemos cortar todo junto. Una vez cogido un mechón tenemos que ver por dónde tenemos que cortar, ya que lo más importante de cortarnos las puntas es sanearnos el pelo. Hay que cortar lo necesario, no podemos escatimar, el pelo crece y cuanto más lo cortemos más lo sanearemos.

Poco a poco vamos cortando el resto de cabello, nos podemos ayudar con pinzas para recogernos el resto de mechones, los ya cortados y los que no. Una vez ya todo el pelo cortado y saneado, deberíamos echarnos un protector como por ejemplo keratina, para poder secarlo un poco y sanearlo del todo.

Así nos quedará un corte de puntas adecuado a nuestro gusto, no saldremos cabreadas de la peluquería, aunque podemos acabar con un corte que no nos convenza, aunque eso siempre podemos disimularlo.

Puedes leer más artículos similares a Cómo cortarte las puntas del pelo, tú misma y en casa, en la categoría de Pelo en Diario Femenino.