Los cambios hormonales y la piel: ¿cómo influyen?

María José Roldán Prieto

Es muy probable que seas consciente que tus hormonas actúan sobre tu menstruación, pero también sobre el resto de tu vida y también sobre tu piel. Es posible que no te des cuenta diariamente de todas las formas en que las hormonas pueden afectar a tu piel. Algunos de estos cambios podrían pasar por otros problemas de salud asociados, pero esto lo tendría que valorar un médico. Pero, ¿cómo influyen las hormonas en tu piel realmente? 

Cómo afectan las hormonas a la piel

- En la adolescencia. Cuando comienza la pubertad comienzan los cambios genéticos y ambientales. El cuerpo empieza a producir hormonas sexuales y se prepara para la edad adulto. Esto puede afectar dramáticamente a la piel a causa de las hormonas relacionadas con la reproducción. Las hormonas agrandan los poros y aumentan la producción de sebo ý por esto aparece el acné.

- Los ciclos menstruales. La mayoría de mujeres experimentan un ciclo regular de 28 días -aunque esto puede variar según la mujer-. Las dietas, el ejercicio, algunas enfermedades e incluso trastornos pueden influir en la regularidad del ciclo, así como en los niveles hormonales. Según los cambios hormonales que se producen en los ciclos menstruales pueden aparecer granitos por el aumento de sebo o que la piel tenga un brillo luminoso. La disminución del estrógeno causará la disminución en el colágeno y la elastina por lo que la piel será menos elástica.

- El envejecimiento. A medida que envejecemos las hormonas van actuando de diferente manera. Por ejemplo a medida que envejeces los estrógenos van disminuyendo en cada ciclo menstrual pero no se recuperarán igual a los 30, que a los 40 o a los 50, por lo que tu piel empezará a notar los efectos de estos cambios hormonales. Asimismo, cuando llega la menopausia la ovulación se detiene y los niveles de estrógenos y testosterona son muy inferiores.