Piercing en la boca: conoce los peligros

Recopilación de las complicaciones más comunes de hacerse un piercing en la boca

Sonia Murillo

¿Qué puede pasar si me hago un piercing en la boca?

+ Gran riesgo de infecciones: en la boca hay un sinfín de bacterias que están ahí de forma natural; si a eso le sumas una herida abierta, además de la manipulación que se hace a diario del pendiente, tendrás el caldo de cultivo perfecto para tener una infección de las gordas.

+ Sangrado: al hacerte el agujero, pueden verse dañados algunos vasos sanguíneos y esto podría provocar una hemorragia muy difícil de contener.

+ Alergía: como con cualquier otro piercing, puedes tener alergia al material del que esté hecho el pendiente. Siempre es mejor optar por acero quirúrgico.

+ Endocarditis: en personas que sufran de problemas de corazón y no estén correctamente diagnosticadas, esta situación podría llevar a un susto bastante grave. La infección del pendiente podría hacer que las bacterias pasaran a la sangre y provocar una inflamación del corazón y de las válvulas de alrededor.

+ Otras enfermedades: como cualquier otra perforación, al hacerte un piercing podrías contraer Hepatitis B y C y desarrollar un molesto herpes. Así que sigue nuestros consejos para hacerte un piercing con seguridad.

+ Pérdida de movilidad: si tienes mala suerte, se puede dar el que caso de que al hacerte la perforación se lleven por delante algún nervio que afecte a la movilidad de tu cara o tu lengua. También puede dificultar el habla.

+ Periodontitis: es decir, una inflamación muy grave de las encías originada sobre todo por piercings en la lengua que hace que estas retrocedan y puedas llegar a dañar o perder algún diente.

+ Lesiones internas: si te lo tragaras por accidente, podría dañar tus órganos internos a su paso.

+ Rotura de los dientes: un estudió demostró que el 47% de personas que han llevado un piercing bucal durante un periodo mayor de cuatro años ha sufrido al menos una rotura dental a consecuencia del impacto del propio pendiente.

+ Asfixia: si te tragas el pendiente de manera accidental puedes llegar a ahogarte si este obstruye tus vías respiratorias.

Desde Diario Femenino no queremos ser alarmistas porque claro que hay mucha gente que tiene piercing en la boca y desarrolla su vida con normalidad, lo único que queremos es advertirte de lo que puede pasar y que te informes muy bien del sitio donde te lo harás y de los métodos que siguen para ello.