Por qué un tatuaje puede volverse verde con el paso del tiempo

Sonia Murillo

¿Temes que tu tatuaje, de un perfecto color negro, acabe perdiendo todo su brillo y se vuelva verdoso? Todos hemos visto como quedan los tatuajes de nuestros padres o abuelos con el paso del tiempo así que es normal pensar que a los nuestros puede pasarles lo mismo, pero ¿es realmente posible?

Los tatuajes negros que sí se vuelven verdes

La culpa de que un tatuaje se acabe volviendo verde no es del paso del tiempo, sino de la calidad de la tinta utilizada. Los tatuajes de nuestros padres y abuelos se ven así porque cuando ellos se los hicieron, las tintas que se solían utilizar no tenían las mismas características que las que se usan hoy en día.

En general, eran tintas corrientes que no habían sido formuladas específicamente para ese uso. Así que es normal que se hayan deteriorado y hayan acabado luciendo de esa manera tan poco atractiva.

Si te hiciste tu tatuaje hace menos de veinte años no tienes por qué temer que cambie de color tan drásticamente. Sobre todo si estás seguro de que el estudio al que acudiste utilizaba tintas de máxima calidad. Por eso es tan importante rascarse un poco el bolsillo a la hora de tatuarse, porque tu piel puede sufrir las consecuencias.

Si lo has cuidado bien durante todo este tiempo, protegiéndolo del sol y aplicando lociones hidratantes, ya las hay especiales para pieles tatuadas, permanecerá perfecto durante más tiempo. Para preservar completamente su color original también será preciso que acudas al estudio a repasarlo de vez en cuando.