Significado de tatuajes: la interpretación de los tattoos de anclas

¿Qué significan los tatuajes de las anclas?

Sonia Murillo

Significado de los tatuajes de anclasEl tatuaje de anclas de Kate Moss. Gtres

Los tatuajes de anclas son unos de los más antiguos del mundo occidental. Esto se debe a que fueron los marineros, quienes en sus viajes alrededor del mundo descubrieron estas técnicas entre los habitantes de las islas del Océano Pacífico. No tardaron en incorporarlas a sus costumbres y muchos de ellos eligieron un símbolo de gran significado para ellos: el ancla. Mientras que otros se decantaban por las brújulas o las estrellas náuticas.

Aunque sus diseños han ido cambiando con el paso del tiempo, lo cierto que las anclas nunca han pasado de moda. Y es que su simbolismo va mucho más allá de la mera relación de quien lo luce con el mar. Hoy en día es muy común ver a alguien con un ancla tatuada por diversos motivos, aunque ahora los dibujos son mucho más minimalistas.

¿Qué significan los tattoos de anclas?

- Es muy común entre los marineros, y entre todos aquellos que han desarrollado su profesión cerca del mar, sobre todo entre los militares. Para ellos, un ancla significa protección y buena fortuna. Siempre han tenido que enfrentarse a las inclemencias meteorológicas y los peligros del mar, así que, pensaban que llevar un ancla le protegía de todo ello.

- Se trata de un tatuaje al que recurren muchas parejas como símbolo de su amor. Las anclas significan compromiso y unión con otras personas, por eso también es normal que se lo realicen amigos, o incluso familiares.

- Otro de sus significados es el de la invariabilidad de los ideales. Las personas de ideas firmes pueden recurrir a las anclas para que el mundo sepa que nunca van a cambiar de parecer sobre ciertas cosas.

- La fortaleza personal ante las adversidades también está representada por el ancla. Muchas personas se tatúan un ancla para recordarse que deben ser fuertes ante los problemas y no dejar que nada que les afecte.

Los lugares del cuerpo más comunes para tatuarse un ancla son las manos y las muñecas, aunque los marinos siempre han preferido los brazos, ya sea en la parte anterior o en la posterior. Los costados o la parte alta de la espalada también son lugares recurrentes, sin embargo, estos suelen ser de mayor tamaño. Así que si estás pensado en hacerte algo más pequeño, tu mejor opción son las muñecas o el lateral exterior de la mano, incluso los dedos pueden ser una buena idea.