Pastillas para adelgazar: lo que nadie te cuenta

Sergio Gallego

La mayoría de los nutricionistas recomiendan seguir una dieta sana y equilibrada a la hora de bajar de peso. Combinar este tipo de alimentación con un poco de deporte, hará que los kilos de más vayan desapareciendo poco a poco.

Sin embargo hay personas que acuden a las llamadas dietas milagro y a otros productos especializados como las pastillas adelgazantes con el fin de obtener resultados lo más pronto posible. Sin embargo no es oro todo lo que reluce, toma nota de los riesgos que conlleva el tomar dichas pastillas para adelgazar.

Los riesgos de las pastillas para adelgazar

Lo primero que debes saber es que muchas de las pastillas para adelgazar que están en el mercado no se encuentran reguladas por ninguna institución competente para ello por lo que suponen un enorme riesgo para la salud. Suelen vender algo que no es real por lo que promueven una publicidad totalmente engañosa.

Las pastillas adelgazantes contienen componentes y sustancias químicas que pueden provocar diversas reacciones dañinas en el organismo de las personas. Entre sus efectos secundarios destacan la hipertensión, las naúseas, dolor de cabeza o un aumento en la frecuencia del ritmo cardíaco. 

Diversos estudios científicos han demostrado que dichas pastillas no ayudan a bajar de peso por lo que en muchos casos es una verdadera pérdida de dinero y de tiempo. La ingesta de tales pastillas puede producir graves problemas digestivos como diarrea o dolores de tipo abdominales que pueden agravarse en el caso de una ingesta prolongada en el tiempo. 

Evita en todo momento dichas pastillas y opta por seguir un tipo de dieta saludable que contenga los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de tu organismo.