Menús de alimentos para la dieta disociada

Sergio Gallego

Alimentos para la dieta disociada

Siempre es buen momento para empezar una plan de adelgazamiento y perder esos kilos de más que tienes en tu cuerpo. La dieta disociada es una buena elección si quieres comer de todo y no pasar nada de hambre.

Lo único que tienes que hacer, es evitar mezclar ciertos tipos de alimentos y de esta forma conseguirás que no se acumule grasa en tu cuerpo. La regla básica de la dieta disociada es no ingerir simultáneamente proteínas e hidratos de carbono, para que esto te sea más fácil, toma nota de los siguientes menús de alimentos que te servirán de ejemplo en tu día a día. 

Menús de alimentos que puedes comer en la dieta disociada

Una de las mayores ventajas de la dieta disociada es que cuenta con una gran variedad de alimentos y su plan de adelgazamiento es rico y equilibrado. En este tipo de dieta aprenderás buenos hábitos en la comida, lo único que tienes que hacer es aprender a clasificar los alimentos y no combinarlos.

- Primer menú: El desayuno puede estar compuesto por unos huevos revueltos con jamón y setas junto con un vaso de leche de soja o un té o café. Para el almuerzo, proponemos unos espaguetis con brócoli. Para la merienda, dos zanahorias serían suficientes hasta llegar a la cena, que estará compuesta por un guiso de calabacín junto con un poco de maiz. 

Segundo menú: El desayuno sería a base de muesli con avena y manazana, una cucharada d emiel, un yogur desnatado y té o café. ¿Qué comer en el almuerzo o la hora de la comida? Nada mejor que una ensalada junto a patatas cocidas para dar paso a un yogur desnatado en la merienda. En la cena, proponemos unos riquísimos pimientos al horno rellenos de arroz. ¡Cero grasa! 

- Tercer menú: Una rebanada de pan con aceite de oliva, un plátano, un yogur desnatado y un té o café es lo primordial para un buen desayuno. En el caso del almuerzo, proponemos un filete de carne a la plancha con verduras salteadas, que se combinará con queso fresco en la merienda y patatas cocidas con curry en la cena. 

 Si al final decides empezar este tipo de dieta es conveniente que sepas que no conviene prolongar dicho plan más de 2 meses. Es bueno que en el desayuno optes por los carbohidratos, mientras que en el almuerzo lo ideal son las proteínas y algo de grasa.