Belly Painting, la moda de pintar las barrigas de embarazadas

Elsa Pataky o Alessandra Ambrossio han sucumbido a esta nueva tendencia

Napoleón Fernandez

 belly painting y body painting embarazadas

Estás feliz porque próximamente tendrás entre tus brazos a tu bebé. Será un momento especial para ti, pero por otro lado perderás esa barriguita tan mona que te ha ido acompañando y creciendo durante los últimos meses. No sabes si te volverás a quedar embarazada, por eso quieres tener un recuerdo único de esta etapa de tu vida. ¿Por qué no hacerte una sesión de Belly Painting o Body Painting para embarazadas

Aunque no hay un momento exacto para hacerlo, siempre se recomienda que se realice la sesión de pintura corporal entre los 6 y 8 meses de embarazo. "Es cuando la barriga está más crecida y lo suficientemente firme para que se pueda plasmar el dibujo", nos cuenta Tamara Canteli, maquilladora profesional de Body Painting y Belly Painting, que añade: "Aún así, esto no es una regla a seguir por todas las mujeres, ya que se puede hacer antes o bien después de los ocho meses. Lo realmente importante es que la futura mamá se encuentre bien para participar de lleno en esta experiencia". 

Belly Painting, lo que tienes que saber 

Antes de lanzarnos a una sesión de Belly Painting tenemos muchas dudas. La gran pregunta es si la pintura es perjudicial y, por ello, estos diseños siempre se deben de realizar con productos especiales de pintura corporal y que sean profesionales. "La pintura debe ser al agua, para que pueda retirarse con facilidad (agua y jabón) y sin perfume, para evitar olores molestos o incluso alergias. Si los productos son veganos y cruelty free, mejor aún", explica Támara. 

Si estás pensando hacerte un Belly Painting, acude siempre a un profesional y asegúrate de qué tipos de pintura usa y que estas sean adecuadas para realizar el Belly Painting. ¡Toda precaución es buena en una etapa tan delicada!

Beneficios de pintarse la barriga de embarazada 

El Belly Painting es una experiencia en la que disfrutará tanto la futura mamá como el bebé, ya que como toda embarazada sabe cada sensación, cada estímulo y cada momento influye en la relación con el bebé.

Pese a que esta experiencia la vive la mamá y el bebé, también se puede compartir con el futuro papa. Él puede ir haciendo fotos y vídeos de cómo se va realizando el dibujo. Sin duda, será muy positiva para los miembros de esta nueva familia a punto de aumentar. 

Por otro lado, el momento del dibujo es un momento de relajación, ya que van a acariciarte la barriguita con los pinceles. Además, el bebé también disfrutará de esas caricias con pinceles y será un estímulo muy positivo para él.

Finalmente y no menos importante, la etapa del embarazo es única en la vida y, por ello, hay que exprimirla al máximo. Qué mejor manera que realizar algo diferente como una sesión de fotos con un Belly Paintig. Si en la familia ya hay niños, seguro que les encantará compartir ese instante tan especial con su mamá y su futuro hermano/a.