Embarazo: los cambios físicos que se producen en tu cuerpo

Cambios en el embarazo

El embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer. Y aunque afrontes estos nueve meses de cambios que tienes por delante con la alegría de estar formando una nueva vida y tu propia familia, probablemente no seas realmente consciente de todos los cambios que se van a producir a nivel físico y emocional. Por eso es importante que estés preparada para todo lo que venga y aprendas a aceptar tu cuerpo en cada momento del embarazo y después del parto.

Cambios físicos durante el embarazo

La revolución hormonal que conlleva un embarazo y el hecho de que estés creando una nueva vida dentro de ti va a hacer que tu cuerpo sufra una transformación radical. Aumentas de peso, las caderas se ensanchan, los pechos aumentan unas dos tallas y las formas de tu cuerpo se van modificando. Pero hay más y tienes que prepararte para aceptarlo con una actitud positiva.

A lo largo de tu embarazo notarás cómo tu flujo vaginal cambia y se convertirá en un líquido blanco y sin olor. En el caso de que el flujo se torne amarillento, debes acudir al ginecólogo, porque podría tratarse de una infección. Las visitas al baño se harán cada vez más frecuentes según vaya avanzando tu embarazo debido a la presión que ejerce el feto sobre el útero.

También es frecuente sufrir dolores de espalda y lumbares y notarás una reducción del equilibrio. Para aliviar un tanto estos dolores recuerda que también se recomienda practicar ejercicio físico durante el embarazo, siempre que se adapte a tu especial situación. Ten en cuenta, que se si afrontas tu próxima maternidad en una buena forma física, podrás reducir los dolores y las molestias propias del embarazo.

Tu cuerpo tras el parto

Algo que preocupa especialmente a las mujeres es cómo va a quedar su cuerpo tras el parto. Los cuerpos esculturales que lucen las celebrities tres semanas después de dar a luz no son una posibilidad muy factible para la mayoría de las mujeres. El peso ganado con el embarazo no desaparece fácilmente.

Los kilos de más no son las únicas secuelas físicas que te quedan tras la maternidad. La flacidez es otro de los problemas que más afecta a tu cuerpo tras el parto perdiendo toda la tersura de la piel. Y las estrías harán su aparición debido al brusco cambio de peso con la consiguiente dificultad para eliminarlas.

Recuperar tu figura después de dar a luz no es fácil y probablemente te lleve más tiempo del que deseas, ya que a partir de ahora tendrás menos tiempo para ti. Con la llegada del bebé y todos los cambios que se producen en tu hogar y en tu vida, toda tu dedicación irá destinada al nuevo miembro de la familia y en lo último en que pensarás será en cómo recuperar tu figura.

Pero en la medida de lo posible, es muy recomendable que mantengas alguna actividad física destinada a recuperar la tonicidad de la piel y más adelante llegará el momento de plantearse en serio bajar peso. Porque ahora es el momento de que disfrutes por completo de tu bebé.

Laura Sánchez  •  jueves, 1 de noviembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x