6 tips de decoración Feng Shui para casas pequeñas

El tamaño de tu vivienda no tiene por qué influir en la armonía de esta

Laura DD

Decoración Feng Shui para casas pequeñas

Seguro que más de una vez has oído hablar de Feng Shui. Este arte es una creencia filosófica con origen chino que cree en el aprovechamiento de la energía mediante la decoración y el espacio, con el fin de sacar la mayor armonía posible y eliminar cualquier influencia negativa.

Más de una vez habrás oído que los colores o la disposición de la cama con respecto a la puerta puede influir en que fluya la energía por nuestra casa pero, ¿qué ocurre si tenemos un hogar tan reducido que no podemos disponer de las cosas tan alegremente? No te preocupes, hay posibilidad de crear armonía y Feng Shui para casas pequeñas y te contamos algunas de las pautas para aplicarlo.

Ideas de decoración Feng Shui para casas pequeñas

Si tu casa es pequeña, debes tener muy claros estos 6 tips que ayudarán a ganar en armonía y Feng Shui. 

1 Zonas despejadas y limpias

Tips del Feng Shui para tu recibidor

Los espacios abiertos y libres de cosas son muy importantes a la hora de aplicar el Feng Shui en casa. Así que lo primero es eliminar todo aquello que visualmente estorbe. Por ejemplo, es posible que tu casa cuente con un pequeño recibidor o estancia al entrar por la puerta principal. Esta zona es mejor tenerla bastante despejada (dentro de lo que cabe), casi sin muebles pues así entrará mejor la energía a casa. Evítalos si estos te van a quedar demasiado agobiantes al entrar.

Si es posible, puedes eliminar las puertas tradicionales y apostar por puertas correderas que darán la sensación de mayor amplitud y te ahorrarán espacio. Igualmente pasa con la cocina y el baño, cuanto menos tengas dispuesto por encima de las encimeras y muebles, más orden y energía podrá fluir.

Si tu sensación es que en casa no tienes espacio para guardar tanto objeto suelto, quizás debas darle una vuelta y pensar qué tipo de cajoneras, estanterías cerradas o pufs con almacenaje puedes instalar en tu casa. Unido a todo esto que te acabamos de contar, es importante también mantener tu vivienda bien limpia.

2 Espejos

Cuando vivimos en una casa pequeña los espejos la invaden para darnos sensación de amplitud. Uno de los puntos más fuertes del Feng Shui es que es mejor evitar que estén frente a una puerta (pues la energía en lugar de entrar saldría rebotada).

3 Opta por las esquinas redondeadas

Si estás pensando en cómo decorar tu pequeña vivienda, ¡aquí va un consejos! Las mesas de salón, camillas y mesas de comedor mejor si tienes esquinas que son redondeadas. Así, harán que la energía fluya mejor y combinarán con líneas rectas como las de la televisión o el sofá.

4 En el dormitorio

Siendo conscientes de que en una casa pequeña muchas veces no se puede elegir la ubicación de la cama, debemos tener presente que (si es posible) no debe estar orientada (ni por el cabecero, ni por los pies) a la puerta. Es mejor que esta quede a un lado de la cama.

Además, la elección de los colores es importante, pues nos transmitirá tranquilidad para dormir. Así, debemos escoger colores suaves y neutros e intentar que nuestra habitación esté despejada (visualmente) de objetos. Evita los aparadores y estanterías con muchas fotos y decoraciones y también los objetos electrónicos como televisiones.

5 Atrae la buena energía

El Feng Shui y las plantas

Las plantas son elementos decorativos que ayudan al Feng Shui absorbiendo la mala energía y ayudando a que fluya la buena. Además, crean zonas agradables. Es por esto que siempre son una buena elección para nuestra casa.

Puedes situarlas en el suelo o colgadas de la pared. Eso sí, nunca optes por un bonsái (se piensa que es una planta a la que se le ha cortado el crecimiento) ni por una artificial (es algo viable pero, en realidad, nunca ayudarán tanto a mover la energía como una natural). Opta mejor por plantas con hojas en forma de corazón o redondeadas, que son activadoras de buen Chi (energía vital).

6 La luz, mejor natural

Aunque somos conscientes de que, a veces, es imposible, es mejor la luz natural para equilibrar las energías. Si no puedes conseguirlo, intenta evitar quitar luz a tu casa con cortinas demasiado gruesas o densas. Apuesta por gasas o estores que puedan regularse y si aún así no es posible, distribuye la luz artificial en lugares estratégicos para no tener que usar mil lámparas diferentes y también para no exponerte de forma directa a ella.