Horóscopo: Los signos más inseguros del zodiaco

Los cuatros signos con problemas de baja autoestima

Napoleón Fernandez

Cada día la mayoría de las personas nos enfrentamos a situaciones que nos hacen tambalear nuestros cimientos. Y es que en mayor o menor medida, todos somos inseguros y dudamos ante grandes decisiones que pueden marcar el rumbo de nuestras vidas. Hasta aquí todo es comprensible, pero qué pasa con aquellas mujeres y hombres que se bloquean con cosas tan sencillas como elegir un color de una camisa o un plan para salir. Te contamos cuáles son los signos más inseguros del zodiaco. ¿Estará el tuyo en esta lista? ¡Descúbrelo! 

Horóscopo: Los signos más inseguros del zodiaco

+ Piscis, acomplejado

Los nacidos bajo la influencia de Piscis se encuentran no solo entre los signos más inseguros del zodiaco, también entre los más acomplejados. Que si soy demasiado alto, que si soy demasiado gorda... Y así hasta elaborar una larga lista de etiquetas que ellos mismos se cuelgan y que les imposibilitan ser felices. ¿Y no es ese el objetivo de esta vida? Piscis, empieza a trabajar estos complejos y directamente ganarás en confianza y seguridad en ti mismo. 

+ Cáncer, inseguro y con baja autoestima 

+ Virgo

Su inseguridad viene determinada por esa obsesión con la que viven sobre el qué dirán. Las nuevas tecnologías no les ayudan para nada a superar esos miedos, porque están todo el rato pendiente de cuál será la aceptación de esa nueva stories subida a instagram o de cuántos "me gusta" va a recibir su última publicación en la red social de moda. Si eres Virgo, intenta vivir tu vida como a ti te gustaría sin pensar en los demás. 

+ Aries, de extrovertido a inseguro

¿Tienes un Aries como jefe? Prepárate porque como compañero de trabajo se muestra siempre muy frío, rígido y distante, algo que choca mucho con ese carácter extrovertido que despliega en otros ámbitos de su vida. ¿Sabes a qué se debe este comportamiento? A su inseguridad que, por supuesto, nunca va a mostrar delante de sus subordinados. Es un mecanismo de defensa que emplea para no reconocer ese pequeño defecto que no le permite alcanzar la perfección que siempre busca.