Lesiones y traumas más frecuentes tras un accidente de coche

Lesiones de accidente de tráfico

Los accidentes de tráfico son motivo de preocupación para las autoridades sanitarias y para el conjunto de la sociedad. Según la Organización Mundial de la Salud, este problema se ha posicionado como la octava causa de muerte a nivel planetario, con más de un millos de personas fallecidas en la carretera al año.

Las cifras de los accidentes de tráfico son muy alarmantes. La OMS contabilizó el pasado año 3.500 muertes diarias en los países desarrollados, pero no debe olvidarse el considerable número de heridos: 100.000 personas cada día sufren lesiones en sus vehículos.

Las heridas derivadas de las colisiones en carretera varían mucho en incidencia y gravedad, pero algunas de ellas tiene una elevada frecuencia y deben ser revisadas y controladas por los especialistas, incluso semanas después del accidente. 

Traumas en los accidentes de tráfico

Las lesiones derivadas por colisiones en las carreteras se han convertido en el mayor problema de la seguridad vial, según publica un estudio de la Dirección General de Tráfico española (DGT). 

Una de las lesiones más graves derivadas de los accidentes es la denominada enfermedad traumática, que constituye la primera causa de muerte en la población joven a nivel mundial. Los traumatismos producidos por accidentes deben ser atendidos de forma inmediata por el personal sanitario y controlar su evolución. A menudo, los traumas no presentan heridas externas, pero si en profundidad, y pueden manifestarse con el tiempo.

Fracturas en los accidentes

Por lo general, la cabeza y las extremidades se llevan la peor parte dentro de las lesiones que implican fracturas. Los golpes contra el salpicadero y el parabrisas provocan fracturas craneales y faciales. En la cara, también suelen producirse rasguños, abrasiones y otras heridas leves.

Las fracturas pueden requerir intervenciones quirúrgicas y suelen tardar semanas o incluso meses en curarse del todo. En el caso de las roturas de los huesos en brazos y piernas, también van acompañadas de sesiones de rehabilitación y fisioterapia. 

Lesiones en el tronco y abdomen

La columna vertebral es una de las zonas más afectadas por los accidentes de tráfico. Entre las lesiones más habituales se encuentra el esguince cervical, que requiere el uso de un collarín. Otras lesiones más graves pueden causar incapacidades permanentes al dañar la médula espinal.

En el caso del tórax y el abdomen, las lesiones se agravan si afectan a las vísceras y órganos vitales. Se deben vigilar estas zonas después de un accidente debido a las denominadas lesiones torácicas cerradas, que en muchas ocasiones no son detectadas y pueden provocar la muerte. Según afirma la DGT, este tipo de daños se reducen en número y gravedad gracias al uso del cinturón de seguridad.

Patricia García  •  jueves, 4 de abril de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x