Remedios caseros para evitar una insolación

Irene Gusi

La insolación o también conocido como golpe de calor se produce en la cabeza por un excesivo calor del sol.

Normalmente ocurre en verano, pues los días de calor son más intensos y largos y, las actividades al aire libre, tomar el sol en horarios no recomendados y no beber suficiente agua, son motivos de insolación.

Los síntomas que presenta un golpe de calor son intenso dolor de cabeza, fiebre, quemaduras en la piel, mareos, vómitos, cansancio muscular, congestión, desorientación, sudoración excesiva, entre otros.

Remedios caseros para evitar una insolación

Para evitar una insolación existen algunos consejos o remedios caseros muy útiles y fáciles de seguir.

Hidratarse continuamente es muy importante para combatir el calor, así como refrescarse el cuerpo con bastante frecuencia y evitar las exposiciones al sol en horarios no recomendables.

También es aconsejable usar ropa suelta y de colores claros que reducen el calor, y usar protección solar para todo el cuerpo.

El agua es vital para las temporadas con altos grados de temperatura. También las bebidas ricas en sales minerales nos ayudan en estos días.

Si has sufrido de insolación, colócate compresas de agua fría en las zonas más rojas de la piel o en las partes donde necesites refrescarte.

Para las zonas con quemaduras utiliza gel de aloe vera que ayuda a aliviar el dolor. También las frambuesas trituradas se pueden aplicar sobre estas quemaduras durante la noche para aliviar las molestias y regenerar la piel.