Remedios caseros para combatir el estrés

Elena Moreno
 Remedios caseros para combatir estres
En la época de nuestras abuelas esta frase que tanto se pronuncia hoy en día, "estoy estresada", no se oía, porque esta dolencia no existía como tal. Pero ellas sí sabían reconocer cuando alguien sufría ese mal, que no sabían cómo llamar y que siempre achacaban a los nervios.

Espliego, aceite y sol


¿Sabes cómo lo combatían? Con el mismísimo espliego que perfumaba sus armarios. Cogían dos puñados de flores recién cortadas de espliego y las ponían a macerar al sol en un litro de aceite de oliva durante tres días.

A continuación, lo pasaban por un paño de hilo fino, cogían más flores y las volvían a poner en el aceite colado para que cogiera toda la esencia de espliego que fuera posible. Y volvían a poner la botella al sol durante tres días más.

Después, bien colado, daban a tomar al "estresado" un terrón de azúcar de caña con cuatro gotas de aceite de espliego cada mañana, hasta que su mejoría era patente.

Yema de huevo que alivia


De entre los muchos alimentos qe les daban a tomar para contrarrestar la fatiga, falta de concentración, dolores de cabeza, etc., sobresale la yema de huevo, que alivia de forma rápida todo estos contratiempos. Como no conviene abusar de ella, debe tomarse una yema de huevo cada dos días durante dos semanas.