Remedios caseros para dejar de fumar

Marta Valle

Remedios para dejar de fumar

Los peligros que genera el tabaquismo en el organismo femenino no solo son terribles sino también numerosos. A patologías como cánceres en los pulmones, la laringe, la boca, la vesícula, el páncreas o los riñones, bronquitis crónicas o enfisemas se le pueden sumar numerosos problemas a nivel dérmico o respiratorio. Dado este escenario, y teniendo en cuenta la alta capacidad adictiva que posee el tabaco, resulta pertinente plantearnos dejar este vicio cuando estamos a tiempo de evitar males mayores. Existen multitud de métodos para llevar a cabo esta tarea, algunos más exitosos que otros, entre los que podemos encontrar una serie de remedios caseros.

Dejar el tabaco mediante remedios caseros

Aunque la tarea no es fácil ya que, ante todo, va a requerir de mucha fuerza de voluntad por nuestra parte además del necesario apoyo de nuestro entorno familiar y social, podemos complementar este esfuerzo psicológico con una serie de remedios caseros. El ginseng es un producto muy utilizado en estas lides ya que sus propiedades pueden reducir drásticamente el placer que puede obtenerse al consumir un cigarrillo. Esta situación es posible a través de la inhibición sobre la liberación de la dopamina -estimulada constantemente por la ingesta de nicotina- que genera esta planta.

Consumir chicle es otro de los trucos caseros clásicos en un tratamiento orientado a dejar de fumar. Obviamente no es una técnica con resultados demostrables a nivel científico, y su efectividad va a depender de cada paciente, pero el mero hecho de mascar goma y tener tanto la mente como la boca ocupadas con este producto puede facilitar el proceso de abandono del tabaco. Este método de sustitución también puede realizarse con otros productos como caramelos sin azúcar, raíz de jengibre, clavo de olor o frijoles de soya.

Las infusiones también pueden representar un remedio casero efectivo en el proceso de abandono del tabaco. Es el caso de la valeriana ya que, aunque no esté recomendada para todas las mujeres, su consumo puede aportar propiedades que reduzcan los estados de ansiedad y nerviosismo. También podemos echar mano, a tales efectos, de té verde o lobelia.