Remedios caseros para bajar de peso: cómo adelgazar de forma natural

Marta Valle

Bajar de peso puede convertirse en un reto difícil de conseguir ya que, en muchas ocasiones, nuestro estilo de vida o la organización de tareas a la que estamos sometidas nos impiden llevar rutinas adecuadas para conseguir este objetivo. Hay que decir respecto a la pérdida de peso que no existen milagros, las dos pautas esenciales para lograr una figura más definida se focalizan en la práctica continuada de ejercicio físico y en el inicio de una dieta que sea sana a la par que equilibrada. Una vez que tengamos claras estas ideas, podremos complementar dicho trabajo con una serie de remedios caseros, especialmente durante las etapas en las que, por algún motivo, nos hayamos quedado estancadas.

Bajar de peso mediante el uso de remedios caseros

Los remedios caseros para bajar peso se van a centrar sobre todo en un juego constante de entrada y salida de ciertos nutrientes que permita una reacción del metabolismo orientada a este objetivo principal. Consumir un alimento como la col nos va a ayudar, por ejemplo, a impedir que los hidratos de carbono presentes en la dieta se conviertan en grasas. También puede resultar conveniente durante una temporada la ingestión de una cucharada de miel una media hora después de cada comida, ya que se trata de un producto que facilita la circulación de las grasas por el cuerpo. Algo que también podemos conseguir con alimentos como el zumo de zanahoria o las hojas de curry.

Un truco casero bastante popular reside en la toma en ayunas durante un periodo de 40 días de una mezcla preparada a base de la decocción de 25 gramos de hojas frescas de malva en medio litro de agua. También podemos optar por la siguiente combinación: cuatro cucharadas de zumo de limón, una cucharada de miel y una cucharadita de pimienta negra. Ambas técnicas son realmente efectivas si llevamos a cabo paralelamente una rutina alimentaria equilibrada.

Otro remedio casero habitual para bajar de peso es la ingesta de hidroxicitrato, sustancia que proviene del tamarindo, ya que es capaz de eliminar las ganas de comer. El té verde es otra opción que nos puede ayudar a definir nuestra figura ya que es capaz de quemar calorías aunque no estemos realizando ningún tipo de ejercicio físico.  

También existen numerosos complementos alimenticios como Arkozafrán o Chitosán de Arkopharma, que además de proporcionar al cuerpo las vitaminas y nutrientes que necesita controla el apetito y ayuda a la absorción de grasas.