Colonoscopia: Pierde el miedo a esta prueba médica

En qué consiste, cuándo realizarla y cómo prepararse

Lidia Nieto

colonoscopia 

Si tienes antecedentes de familiares con cáncer de colón, eres una persona estreñida, haces deposiciones con sangrado, sufres de diarrea crónica, existen sospechas de que tengas el síndrome de Crohn o has tenido una pérdida de peso muy brusca en los últimos meses sin razón aparente, probablemente la próxima vez que visites a tu médico de cabecera te derive al especialista del aparato digestivo o directamente él te mande una colonoscopia, una prueba a la que la gente le tiene mucho respeto y hasta miedo. Pero, ¿en qué consiste una colonoscopia?, ¿qué tipo de información se puede extraer de ella?, ¿qué preparación previa se requiere? Todo lo que necesitas saber sobre ella.

Cómo prepararse para una colonoscopia 

Resulta molesta, pero la colonoscopia es una prueba médica muy segura y, sobre todo, muy fiable a la hora de detectar enfermedades del intestino grueso. Suele dar mucho respeto, tanto por la información que de ella se puede extraer, como la preparación para la misma y su realización. A través del ano se introduce un aparatito que lleva un vídeo para grabar y examinar bien todos los intestinos y asegurarse de que todo está bien. La idea de que un "objeto" como una cámara va a estar en nuestro estómago resulta difícil de creer, por eso para evitar el sufrimiento del paciente y los posibles nervios durante el proceso de la misma, en la mayoría de los hospitales se opta por la sedación. Un anestesista estará en todo momento a tu lado para comprobar que no sientes nada. 

Para realizar una colonoscopia y obtener los mejores resultados, se recomienda y "se obliga" al paciente a realizar una dieta previa tres días con el objetivo de limpiar bien el colon. Durante los dos primeros se quitará del menú alimentos como las legumbres, la pasta, los fritos y rebozados y solo se permitirá la ingesta de carne magra, pollo a la plancha, pescado hervido, agua, café (con leche desnatada) e infusiones. Las 24 horas antes de realizarse la colonoscopia solo se podrá beber líquidos (agua, infusiones y caldos desgrasados) y se tomará un laxante que el médico habrá recetado antes. Seis horas antes, no se podrá ingerir nada. 

Es importante una buena limpieza de colon para realizar un diagnóstico más exacto y detectar lesiones malignas o premalignas y para impedir tener que volver a repetir la prueba. También necesario recordar que no se deben tomar medicamentos los días previos a la misma. 

qué es una colonoscopia

El día de la colonoscopia 

"¿Cuánto dura la prueba?". Dependerá de cada persona y de cómo sean los intestinos de cada uno: más largos, más cortos, con muchos bucles... En ocasiones no se explora todo el colon sino únicamente la parte final (recto, sigma y colon descendente). Solo en el caso de que se detecte alguna anomalía se continuará por todo el intestino. En algunas situaciones, por ejemplo, si se aprecia la presencia un pólipo se aprovecha que el paciente está sedado para extirparlo y después analizarlo, y así no tener que volver a someterlo a otra colonoscopia. 

Y después de la colonoscopia... 

Se recomienda que el paciente acuda a esta prueba acompañado de un familiar, porque al despertarse y debido a la sedación, sentirá una "falsa" sensación de subidón. Durante ese día estará totalmente feliz y no se recomienda realizar otra actividad y, por supuesto, nada de conducir. Puede que durante las primeras horas sienta un poco de molestia en la zona, pero desaperece según avance el día y el paciente podrá volver a su dieta normal y a su vida sin mayor contratiempo.