El desconocido poder de la pimienta contra el dolor de estómago

La pimienta negra es una especia que ayuda a mejorar las digestiones

María Fernández

El poder de la pimienta contra el dolor de estómago

En todas las casas hay un poco de pimienta: molida, en grano, rosa, negra, blanca… Estamos tan acostumbrados a ella que tendemos a infravalorar todas sus cualidades. Pero, si conociéramos los numerosos beneficios que esta pequeña especia nos puede aportar, la tendríamos en mejor estima.

Por eso, en Diario Femenino te vamos a explicar una de sus propiedades más interesantes. Hablamos del desconocido poder de la pimienta contra el dolor de estómago. Cuando sepas todo lo que la pimienta negra puede hacer por ti, querrás echártela en todos tus platos.

Pimienta negra para evitar el dolor de estómago

La medicina tradicional china conoce desde hace miles de años el poder de la pimienta para mejorar las malas digestiones. Esta especia contiene en su capa externa piperina, un compuesto químico orgánico con grandes beneficios para el cuerpo.

La pimienta hace que aumenten las secreciones del estómago, lo que ayuda a tener una digestión más ligera. Además, acelera la asimilación de lo que comemos y permite que nuestro organismo pueda aprovecharse mejor de los nutrientes de los alimentos.

Las digestiones demasiado pesadas provocan gases, ardor, diarrea, cansancio… pero también dolor de estómago. Por ello, al añadir una pizca de pimienta a nuestros platos ayudaremos a que después de comer no nos sintamos tan pesados y llenos.

Además, la pimienta hace que los platos sean más sabrosos y, por tanto, son más gustosos y fáciles de comer.

Por qué la pimienta te ayuda a hacer la digestión

Cómo se puede tomar la pimienta

Si vas a tu tienda de alimentación encontrarás la pimienta en tres formatos: en grano, machada o en polvo. Lee la información contenida en el envase para comprar la que sea más pura. Evita las que contienen aditivos porque sus efectos en tu salud podrían ser diferentes.

La importancia de tomarla con sentido común

¡Sentido común! La pimienta hay que tomarla en la cantidad justa porque un consumo excesivo puede provocar más problemas que soluciones. Echar demasiada pimienta a tus platos puede causarte dolor de estómago o empeorar algunos de los síntomas si sufres de gastritis, esofagitis, hernia de hiato, etc. Por ejemplo, hay gente que experimenta ardor o acidez de estómago al tomar demasiada pimienta.

Por eso, siempre hay que utilizar el sentido común para alimentarse y, ante la duda, preguntarle a un profesional.

Otros beneficios de la pimienta negra

La pimienta tiene otros muchos beneficios para tu salud. 

1 El poder antioxidante de la pimienta

La pimienta también actúa como antoxidante, lo que ayuda a que nos sintamos jóvenes por más tiempo. Sirve para bloquear el dañino efecto de los radicales libres, que causan la degeneración progresiva de nuestro cuerpo.

2 Úsala contra resfriados y gripe

La pimienta estimula el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, lo que ayuda a que nuestro organismo esté preparado para luchar contra resfriados y gripes. Además, la pimienta podría ayudar a aliviar algunos de los síntomas más habituales del constipado.

Los beneficios de la pimienta para la salud

3 Ayuda a tener una piel bonita

La piperina de la pimienta ayuda a que nuestra piel cree más pigmentos.

4 Tu aliada contra la retención de líquidos

Si te preocupa estar engordando porque retienes líquidos, debes probar con la pimienta. Esta te ayuda a perderlos a través del sudor y de la orina.

5 Alivia el dolor de la artritis

Los aceites esenciales a partir de la pimienta ayudan a aliviar los dolores provocados por la artritis reumatoide. Esta especia es un analgésico natural porque ayuda a modular ciertos tipo de dolores.

Remedios caseros con pimienta

Teniendo en cuenta todos los beneficios de la pimienta para tu cuerpo, te sugerimos algunas ideas para que empieces a tomarla de distintas maneras.

+ La pimienta en tu dieta

La forma más sencilla de consumir pimienta es incorporándola a tu dieta. Hay una gran variedad de recetas que admiten el uso de la pimienta porque esta aporta un gran sabor al plato. De hecho, mucha gente la considera tan indispensable en su cocina como la sal.

Puedes echar un poco de pimienta a casi todos tus platos salados: ensaladas, pescado, carnes, asados, etc.

Cómo preparar la pimienta

+ Té de pimienta y limón

Este té de pimienta y limón es efectivo para aliviar la tos. Es un buen remedio casero para mejorar la irritación de garganta. Para prepararlo necesitas media cucharadita de pimienta negra molida, un limón, una cucharita de miel y un vaso de agua.

Lo primero que debes hacer es calentar el agua y echa el limón exprimido y la miel. Mezcla bien los ingredientes y añade la cucharadita de pimienta. Deja que se temple el agua y bébetela para suavizar tu garganta.

+ Pimienta negra contra los dolores musculares

En un poco de aceite de oliva, añade pimienta y un poco de jengibre. Mézclalo todo bien, déjalo reposar y date un masaje en la zona dolorida. Puedes masajearte hasta dos veces al día para aliviar todos los dolores musculares.

¿Conocías todos estos beneficios de la pimienta?