Dormir con los ojos abiertos: ¿un problema grave?

Se llama lagoftalmia nocturno y la solución es bien sencilla

Beatriz Martínez

Seguro que conoces a alguien que duerme con los ojos abiertos, un hecho que habrá llamado y mucho tu atención, o quizás seas tú la que duermes con los ojos abiertos y no lo has descubierto hasta que alguien te lo ha dicho. Pues bien, tiene nombre y es más común de lo que pueda parecer a simple vista.

¿Por qué hay gente que duerme con los ojos abiertos?  

Cuando hablamos de dormir con los ojos abiertos, estamos hablando de “lagoftalmos o lagoftalmia nocturno", es decir, se trata de unos ojos que no se cierran en su totalidad llegada la hora de dormir, dando así esa apariencia tan peculiar, ¿te imaginas a alguien que ronque y que a la vez duerma con los ojos abiertos?

El término “lagoftalmos o lagoftalmia” proviene del griego “lagoos” y significa liebre, puesto que en la antigüedad se tenía la creencia de que las liebres dormían con los ojos abiertos. Es un reflejo de la campana del globo ocular que se mueve hacia arriba y hacia afuera cuando el párpado se intenta cerrar. El caso es que las lágrimas no cubren toda la córnea y esto se traduce en que no pueden mantenerla húmeda y limpia y así prevenir posibles daños.

¿Cuál es la razón por la que esto sucede? Los expertos en oftalmología comentan que la razón de que los ojos permanezcan un poco o totalmente abiertos cuando la persona duerme en vez de cerrarse por completo, es un problema de los nervios faciales encargados de dar la orden al ojo para que se cierren. A su vez, son varias las enfermedades e infecciones que pueden causar “lagoftalmos nocturno”.

Inconvenientes de dormir con los ojos abiertos 

Dormir con los ojos abiertos, por lo general, no es grave y se puede evitar con soluciones simples como colirios. El principal inconveniente de dormir con los ojos abiertos es la sequedad del globo ocular. Puede provocar también irritación e incluso úlceras corneales. Esta es la razón por la cual los neurólogos a menudo recetan parches en el ojo a ciertas personas. Es importante visitar al médico si notas que tienes problemas al cerrar los ojos durante el día o si observas que tus ojos están muy irritados. 

¿Tiene solución? Sí, se pueden aplicar lágrimas artificiales en el lagrimal un rato antes de ir a dormir para ayudar al ojo y a los músculos a que se relajen y se cierren en su totalidad. Tranquila, incluso en los casos graves, la tasa de éxito es del 90 por ciento.