Conjuntivitis: qué es y tipos de conjuntivitis que hay

Esta infección se da con frecuencia tanto en adultos como en niños

Lidia Nieto

Conjuntivitis: qué es y tipos de conjuntivitis que hay  

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, tejido fino y transparente que recubre la esclerótica. Este tejido cuenta con vasos sanguíneos que pueden dilatarse fácilmente en caso de inflamación. Normalmente, este tipo de inflamaciones suelen estar relacionadas con alergias, virus o, incluso, infecciones bacterianas.

Con independencia de su causa, la conjuntivitis se da con frecuencia, tanto en adultos como en niños, y es fácilmente identificable. Algunos de los primeros síntomas son: enrojecimiento, lagrimeo constante, ardor, secreción de mucosa amarilla o verde. Aunque es fácilmente tratable, en cuanto se detectan estos síntomas se recomienda acudir al oftalmólogo u optometrista para una revisión ocular.

Como ocurre con la mayoría de los problemas de salud, un tratamiento a tiempo puede evitar el desarrollo de problemas mayores como una potencial pérdida de visión.

Tipos de conjuntivis que hay

En general, los tipos de conjuntivitis atienden a su causa, alergia, virus o bacteria, y así podemos elaborar una clasificación formado por tres tipo de conjuntivitis distintas. Hablamos con los responsables de Vision Direct para que nos expliquen más sobre cada una de ellas. 

+ Conjuntivitis vírica

Se puede contraer por diferentes motivos como, por ejemplo, tocarte los ojos con las manos o con una toalla contaminada. Aunque en muchas ocasiones este tipo de conjuntivitis cesa por sí sola a los pocos días, es común recomendar antinflamatorios o pomadas para aliviar el dolor y una rigurosa rutina de limpieza a los pacientes que la padecen. 

Conjuntivitis: qué es y tipos de conjuntivitis que hay

+ Conjuntivitis bacteriana

Cuando el síntoma más destacable en los ojos es la secreción de una mucosa amarillenta e, incluso, presencia de mucosidad nasal suele tratarse de una conjuntivitis bacteriana. Como su propio nombre indica, diferentes bacterias pueden ser la principal causa de la infección y se recomiendan antibióticos y gran higiene ocular para tratarla.

Aunque también puede ser contagiosa, la conjuntivitis bacteriana es fácilmente curable si se comienza a tratar con la aparición de los primeros síntomas. La conjuntivitis bacteriana no se febe confundir con la alérgica (esta última se asocia a síntomas como el picor o la irritación ocular). 

+ Conjuntivitis alérgica 

Suele estar relacionada con las alergias estacionales, pero también puede darse durante el resto del año como reacción ante el contacto con partículas de polvo o mascotas. Con frecuencia, se recomienda comenzar con los tratamientos antihistamínicos ante los primeros síntomas para evitar el desarrollo de conjuntivitis alérgicas.

Aunque las alergias, virus y bacterias suelen ser las tres causas principales de conjuntivitis, algunos pacientes pueden experimentar una inflamación de la conjuntiva por un mal uso de las lentes de contacto o por lesiones en el ojo debidas a golpes o arañazos.