Ojos rojos, remedios naturales para curarlos

Ojos rojos

Los ojos rojos e irritados son una dolencia habitual en nuestro día a día. Bien sea por reacciones alérgicas, por la falta de sueño o por el abuso de los ordenadores, lo cierto es que, a menudo, los ojos requieren de un cuidado y una atención especial.

Por lo general, los ojos rojos no implican mayores complicaciones, pero pueden llegar a ser una molestia en el trabajo o en nuestra rutina diaria. Con algunos consejos y remedios naturales podrás aliviar la irritación y la sequedad ocular.

Causas de los ojos rojos 

Los motivos que provocan el enrojecimiento de los ojos son variados. En épocas primaverales las alergias al polen son el principal desencadenante del problema. Otros tipos de alergias pueden afectar a los ojos el resto del año, por ejemplo al polvo o a los animales.

El abuso de las nuevas tecnologías tipo ordenadores o tablets también causan una irritación ocular. Un ejemplo de este exceso es Estados Unidos, donde los usuarios de internet pasan una media de 32 horas al mes conectados, a parte del tiempo invertido en los trabajos que requieren del PC. 

La falta de sueño, el humo del tabaco, diferentes infecciones o el mal uso de lentillas y cosméticos son otros factores que provocan la aparición de los ojos rojos.

Remedios naturales para los ojos rojos

Uno de los remedios más utilizados son los saquitos de té y manzanilla. Para ello, se debe preparar una infusión y, una vez fría, aplicar un par de gotas en los ojos varias veces al día. Resulta además eficaz para la vista cansada o para la higiene de párpados y pestañas.

Las zanahorias también resultan beneficiosas para esta molestia. Simplemente debes cocer este vegetal y, cuando se enfríe, colocas unas rodajas sobre los párpados para aliviar los síntomas de enrojecimiento. Si la molestia se debe a problemas de alergia, emplea compresas frías específicas para ello.

Ojos rojos por conjuntivitis 

Los ojos irritados y rojos pueden ser producto de una conjuntivitis, es decir, una infección contagiosa causada habitualmente por bacterias o virus. La conjuntivitis viral se cura por si sola, pero la de origen bacteriano requiere a veces de antibióticos recetados por un especialista.

También existen algunos remedios naturales para aliviar el enrojecimiento ocular provocado por estas infecciones. Además de las bolsitas de té o manzanilla, puedes aplicar una solución de caléndula en agua con un algodón durante 10 minutos. De igual manera, unas gotas de disolución de leche y miel causan una sensación de relajación, gracias a las capacidades antibacterianas de la miel. 

Patricia García  •  viernes, 5 de abril de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x