Tightlining, la nueva técnica de maquillaje de ojos invisible

El delineado invisible es el compañero perfecto del maquillaje efecto cara lavada

María Cerrato de la Fuente

tightlining

La naturalidad está de moda: ir con la cara lavada, despeinada, sin sujetador... Y ahora el tightlining o delineado invisible. Todos esos 'efectos naturales' están muy estudiados y las famosas que salen a la calle que parece que se acaban de levantar y están divinas, llevan detrás una preparación concienzuda para que parezca que van con la cara lavada, despeinadas y con lo primero que han pillado en el armario, aunque no sea así.

Ya hemos hablado de cómo conseguir un efecto cara lavada o buena cara con el maquillaje y, en esta línea, ahora se ha puesto de moda una nueva técnica: el tightlining o delineado invisible, que nos aporta esa naturalidad tan perfecta a la mirada. ¿Por qué perfecta? Porque con esta técnica conseguiremos una mirada enmarcada, abierta y profunda, sin que nuestra línea de los ojos se aprecie visualmente, además de dar un efecto a nuestras pestañas mucho más tupido. Te explicamos cómo conseguirlo.

qué es tightlining

¿Cómo hacer el tightlining o delineado invisible?

1 Coge tu párpado superior y levántalo cuidadosamente. Verás que en el interior se encuentra la línea del agua, al igual que en la parte baja del ojo. Coge un lápiz blando y traza una línea en esa parte desde la parte media del ojo hacia el exterior. Intenta no llegar hasta la zona del lacrimal, pues cuanto más te acerques a ella, más se apreciará la línea. Ten en cuenta que cuanto más blando sea el lápiz, menos tendrás que presionar y será mejor, pues se trata de una zona de mucha sensibilidad y también que si escoges un lápiz waterproof te durará mucho más, pues se trata de una zona húmeda. Otro factor a tener en cuenta es el color del lápiz. Si optas por un tono negro, darás más intensidad a la mirada y si optas por uno marrón, el efecto será más natural.

¿Qué es el tightlining?

2 Otra opción para que el efecto sea aún más natural que el anterior es, en lugar de realizar el trazo en la totalidad de la línea de agua superior, optar por tapar los huequecillos entre las pestañas o trazar una fina línea que las una. Puede resultar un poco más complicado las primeras veces, pero es cuestión de práctica y el efecto es aún más imperceptible porque emula la raíz de la pestaña, aunque mucho más marcada. De hecho, en estos casos, hay muchas mujeres que optan por no aplicarse máscara de pestañas.

3 ¿Quieres añadir más intensidad a la mirada? Haz el mismo trazo también en la línea de agua inferior del ojo y añade máscara de pestañas que aporte volumen.

4 ¿Quieres una intensidad más natural? Pon un poco de máscara de pestañas, pero dando solo una pasada.

5 El efecto buena cara puede ser completo, utilizando un poco de corrector en ojeras e imperfecciones y contorneando en forma de tres y tres invertido tu rostro con polvo de sol. Un poco de rubor rosado o color melocotón, en función del color de tu tez y un poco de gloss o vaselina en tus labios completarán a la perfección tu look. Y no te olvides del iluminador en la parte alta del pómulo para dar un aspecto jugoso a tu rostro.

Con estos sencillos y rápidos pasos estarás lista para salir a la calle a comprar el pan, por ejemplo, con la cara, aparentemente lavada. Hazte una coleta despeinada y ponte unos leggins deportivos, una sudadera y un plumas chic, con unas zapas de running molonas o unos jeans rotos y una camiseta molona con unas botas moteras y tendrás un look de sport cómodo, pero a la vez estarás monísima y estilosa.