Problemas de espalda tras un accidente de tráfico

Problemas de espalda tras un accidente de tráfico

Como en cualquier otra casuística en lo que respecta a patologías musculares respecta, los accidentes de tráfico tienden a provocar un determinado tipo de lesiones dadas las circunstancias coyunturales que se pueden presentar en un hecho como el descrito. Ya que los accidentes más comunes redundan en las colisiones traseras, éstas pueden conllevar dolencias específicas, en las que encontramos un denominador común concreto tanto en el síndrome cervical como en el latigazo cervical. Por lo tanto, podemos disponer que el área de la espalda más afectada en esta clase de sucesos es la cervical.

Dolencias de espalda derivadas de un accidente de tráfico

El nivel de gravedad de las lesiones que se puedan producir a raíz de un accidente de tráfico puede variar a tenor de diferentes factores: el tipo de vehículos implicados, el desarrollo de la musculatura, si disponemos de soporte para la cabeza, si llevamos puesto el cinturón de seguridad, la velocidad a la que se ha producido el impacto o si el accidente ha sido imprevisto o nos ha dado tiempo a preverlo. Igualmente, la totalidad de los síntomas derivados de un accidente de esta clase no suele manifestarse hasta pasados unos días, apareciendo de forma progresiva y dolorosa.

Los accidentes de coche suponen la principal causa del llamado latigazo cervical, lesión que afecta a los tejidos blandos de la zona cervical –músculos, ligamentos, discos y nervios- a causa de la sacudida repentina que acompaña a estos sucesos. Los síntomas que se derivan de esta dolencia suelen ser rigidez cervical, dolores en el cuello, la cabeza y la espalda, sensación de entumecimiento en varias zonas corporales (manos, espalda, cara o brazos), pérdida de visión, cansancio, dificultad en conciliar el sueño, irritabilidad, mareos, ansiedad o falta de concentración.

Resulta fundamental, en definitiva, tratar correctamente las dolencias derivadas de un accidente de tráfico dado que éstas pueden volverse crónicas. Estudios recientes han revelado que en torno a un 33% de los afectados de un accidente de coche siguen sufriendo cervicalgia un año después del suceso. Acudir al médico y lograr un diagnóstico preciso va a resultar clave para paliar estas lesiones de forma efectiva.

Marta Valle  •  lunes, 3 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x