Bulto en la vagina: posibles causas y tratamiento

Teresa Guerra

 Bulto en la vagina

La vagina es la única parte del aparato reproductor femenino que se encuentra en en contacto con el exterior, por tanto hay que prestarle especial atención y cuidado. La presencia de un bulto en la vagina puede tener diferentes causas, y por tanto hay que comprobar sus características para aplicar el tratamiento adecuado a cada caso.

En la mayoría de los casos, notar una protuberancia o bulto en la vagina no tiene por qué significar la presencia de cáncer u tras enfermedades graves. Debido a que la vagina es una zona muy delicada, es habitual que aparezcan pequeños quistes debido a la irritación de la piel tras las depilación, en lo que se conoce como foliculitis.

Cómo tratar la aparición de bultos en la vagina

Estos pequeños granitos no producen problemas graves, aunque pueden resultar molestos al rozar con la ropa interior y producir sensación de incomodidad o irritación. Si se trata de un bulto grande podemos acudir al médico o ginecólogo para su drenaje, pero no hacerlo nunca en casa, ya que podemos infectar la zona que ya es delicada de por sí.

Otros bultos que se puede producir son los llamados “quistes del conducto de Skene”, que se producen en la uretra y no tienen consecuencias graves. Más seria es la aparición de quistes de Bartholin, que se producen en los labios mayores y pueden llegar a tener el tamaño de una nuez en poco tiempo, por lo que suelen requerir la intervención de un médico para drenarlos.

El herpes es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, y una de sus consecuencias es la aparición de llagas y ampollas en la zona genital que producen picores y escozor, y deben tratarse con antivirales. También es una ETT el virus del papiloma humano, y los subtipos 6 y 11 del mismo pueden producir verrugas genitales, pequeños bultos de tacto áspero que se eliminan con métodos de congelación.

En cualquiera de estos casos lo más recomendable es la consulta inmediata al médico o ginecólogo, que puede realizar las pruebas necesarias para determinar la causa del bulto en la vagina y seleccionar el tratamiento más adecuado.