¿DIU o condón femenino? Elige el método anticonceptivo más seguro

Teresa Guerra

Si estás buscando un método anticonceptivo debes elegir entre muchas alternativas diferentes. Cada método tiene sus ventajas y desventajas, y dependerá de ti decidir cuál se ajusta más a tus necesidades. Si bien el preservativo femenino no es tan conocido como el masculino es una alternativa que permite a la mujer tener más control en las relaciones sexuales, como ocurre con el DIU.

Las diferencias entre el DIU o el condón femenino radican en su forma de funcionamiento, y en también en su efectividad. El preservativo femenino, al igual que el masculino, consiste en una funda de poliuretano que, en este caso, se coloca en el interior de las paredes de la vagina, manteniéndose sin apenas ser percibido durante las relaciones sexuales y evitando el contacto directo con el pene, y por tanto impidiendo que el esperma llegue al óvulo.

Las diferencias entre el preservativo femenino y el DIU

El DIU, por otro lado, es un preservativo más permanente, ya que una vez insertado puede permanecer entre tres y cinco años manteniendo plena efectividad. Está formado por un pequeño dispositivo en forma de T, hecha de cobre o plástico, que se coloca en el cuello uterino y bloquea el acceso de los espermatozoides. Además, el DIU Mirena complementa su acción con la liberación de hormonas que regulan el ciclo menstrual.

Si debes elegir entre ambos métodos anticonceptivos, conviene evaluar sus ventajas y desventajas. Si mantienes relaciones sexuales con una pareja estable, la elección más lógica será el DIU, ya que ofrece mayor comodidad, además de eficacia. Sin embargo existen contraindicaciones y posibles problemas, como notar el DIU durante las relaciones o sufrir alergia al cobre.

Por eso el condón femenino es también una buena opción, ofrece una efectividad bastante alta, entre el 88 y 98% si se usa correctamente. Además de ofrecer más comodidad que el preservativo masculino ofrece la misma protección ante enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, debes recordar retirarlo para evitar infecciones, resulta algo más complicado de colocar y su precio es mayor que en el caso del masculino, aunque menor que el del DIU.