La higiene vaginal en la menopausia

María José Roldán Prieto

La higiene vaginal en la menopausia

La higiene vaginal es algo muy importante en la vida íntima de todas las mujeres del mundo. La vagina aunque internamente se limpia sola, es necesario que las mujeres tengan unos hábitos de higiene que le permitan tener una buena salud vaginal. Y es, cuando llega la menopausia cuando esto debe hacerse aún con más frecuencia, así como el fijarse en los posibles cambios del flujo vaginal.

Rutina vaginal en la menopausia

Las infecciones vaginales pueden ser más comunes entre las mujeres en edad menopáusica. Esto es debido a los cambios en los niveles de estrógenos vaginales que se producen durante la pre-menopausia o post menopausia. La caída de los niveles de estrógeno hace que el revestimiento de la vagina se vuelva más fina y seca.

A su vez, las paredes vaginales se pueden volver más delicadas y pueden hacer fisuras haciéndolas más susceptibles a padecer infecciones. Los delicados tejidos vaginales son también una de las principales causas de ardor vaginal durante las relaciones sexuales.

Teniendo todo esto en cuenta, es necesario que una mujer que esté a punto de recibir a la menopausia en su vida o que ya sea una mujer con menopausia, deberá tener unos buenos hábitos de higiene en su vida –exactamente igual que antes-, pero teniendo en cuenta que puede tener más peligros de infecciones. Los jabones sin olor y que respeten el ph natural de la vagina es imprescindible, así como tener unos buenos hábitos de higiene.

La ropa ajustada o que no deje transpirar la piel tampoco serán una buena idea en la vestimenta habitual de una mujer con menopausia. Todas las precauciones serán pocas para evitar que puedan desarrollarse infecciones vaginales a causa de descuidos como llevar la ropa inadecuada, no tener una buena higiene o permitir tener demasiada humedad en la zona vaginal que puede hacer que los hongos proliferen rápidamente –como cuando te dejas el bañador de la piscina demasiado tiempo puesto-.