Verdades y mentiras sobre el DIU

Desmentimos y confirmamos los mitos del DIU

Teresa Guerra

 Verdades y mentiras sobre el DIU

Son muchos los mitos sobre los métodos anticonceptivos que podemos encontrar y ante esta disyuntiva es difícil saber cuáles son o no ciertos. Te ayudamos a desvelar las principales verdades y mentiras sobre el DIU para resolver cualquier duda.

En primer lugar debemos saber cómo opera el DIU: se trata de un dispositivo en forma de T, de pequeño tamaño, que se coloca en el cuello uterino. Si se trata de un DIU de cobre sólo actúa de manera mecánica, en cambio el DIU Mirena complementa esta acción con la hormonal, de forma que regula el ciclo menstrual. En cuanto a su funcionamiento, estos son sus principales verdades y mentiras. 

¿Cuáles son las verdades y las mentiras que se dicen del DIU?

+ Eficacia del DIU: Una de las consideraciones veraces sobre el DIU es que se trata de uno de los métodos anticonceptivos más eficaces, alcanzando mayores tasas que el preservativo e incluso que otros métodos hormonales como la píldora o el anillo vaginal.

+ Contraindicaciones del DIU: Es mentira que el DIU sólo pueda ser usado por mujeres que hayan dado a luz. De hecho, puede ser utilizado por cualquier mujer siempre que no existan factores de riesgo como infecciones vaginales, cáncer de útero o sospecha de embarazo.

+ Efectos secundarios del DIU: Es cierto que el DIU conlleva ciertos efectos secundarios, si bien suelen desaparecer en las primeras semanas o meses. Entre las molestias más comunes se encuentran los cólicos, dolor de cabeza, aumento o disminución del flujo menstrual, pero ninguna es por sí misma una indicación de que existan problemas en su funcionamiento.

+ Aborto y DIU: Si se produce un embarazo cuando el DIU aún se encuentra en el útero, aumentan hasta un 50% las posibilidades sufrir un aborto espontáneo, así como de otras complicaciones como un embarazo extrauterino o malformaciones, por lo que conviene acudir al ginecólogo para que lo retire si es posible o para que realice el seguimiento necesario en caso de no ser posible.

+ DIU y relaciones sexuales: Se pueden mantener relaciones con el DIU sin ningún problema, y en principio no hay ninguna razón para que el hombre note el DIU, si bien conviene comprobar regularmente que no se ha movido asegurándose de que los hilos no han variado en longitud.