Dieta de fibra para la menopausia

Dieta de fibra en la menopausia

La menopausia es una etapa vital complicada en la que debemos cuidarnos más que nunca si queremos mantener una buena calidad de vida. Muchos de los trastornos de la menopausia pueden evitarse llevando una alimentación equilibrada que nos reporte todos los nutrientes que necesitamos. Y, además del calcio, lo que no debe faltar en nuestra dieta durante la menopausia es la fibra.

Aumentar el consumo de fibra durante la menopausia

Uno de los trastornos más habituales de la menopausia es el aumento de peso. Debido a que durante esta etapa nuestro sistema inmunitario puede debilitarse, no es conveniente seguir ninguna dieta estricta de adelgazamiento, ya que podríamos empeorar algunos de los síntomas de la menopausia.

Pero no seguir una dieta de adelgazamiento no quiere decir que no debamos cuidar nuestra alimentación, sino todo lo contrario. La alimentación ideal en la menopausia pasa por aumentar el consumo de calcio, la fibra y las proteínas de origen vegetal. Con ello conseguiremos evitar síntomas tan comunes en la menopausia como la osteoporosis, el aumento del colesterol, la hipertensión y los problemas gastrointestinales.

Aumentar el consumo de fibra en la menopausia puede ayudar a aliviar también trastornos como los dolores de cabeza, las migrañas, los mareos, las náuseas y la pesadez estomacal. Además, incluir la fibra en nuestra dieta habitual puede ayudarnos a mantener nuestra piel joven, retrasando el envejecimiento y evitando la pérdida de elasticidad.

Alimentos con fibra para la menopausia

Como la mayoría de los trastornos de la menopausia se producen por la falta de estrógenos, es conveniente incluir en nuestra dieta aquellos alimentos ricos en fitoestrógenos, como es el caso de la soja. Las isoflavonas de la soja, que oímos mencionar tantas veces en las campañas publicitarias, no son únicamente una fuente de juventud, también de proteínas y fibras vegetales.

A cualquier edad y en cualquier momento vital vamos a necesitar incluir la fibra en nuestra alimentación, por lo que debemos asumir cuanto antes productos como los cereales integrales, las frutas y las verduras como imprescindibles en nuestra dieta diaria. Así, además de estar aportando toda la fibra que necesitamos a nuestro organismo, estaremos evitando problemas como el aumento de peso y la falta de energía.

Otros alimentos que son fuente importante de fibra y que pueden ayudarnos a cuidar nuestra alimentación en la menopausia son las legumbres, especialmente lentejas y guisantes y los frutos secos, sobre todo almendras y nueces. Con todos ellos, sin duda podrás elaborar todo un recetario variado y sano que te ayude a aliviar cualquier trastorno de la menopausia.

Laura Vélez  •  lunes, 3 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x