Peligros de consumir cafeína en la menopausia

El consumo de cafeína en la menopausia

El café siempre ha sido motivo de conflicto. Sus detractores lo demonizan por su capacidad para aumentar el nerviosismo, mientras que sus defensores alaban los beneficios para estimular la mente y mantenernos activas. Sea como sea, lo cierto es que la cafeína es un estimulante del que podemos aprovecharnos, aunque tal vez la menopausia no sea el mejor momento para abusar del café.

Los efectos del café en la menopausia

Las propiedades estimulantes y excitantes de la cafeína pueden repercutir negativamente en la calidad de vida de las mujeres que están atravesando la menopausia. Síntomas clásicos como los sofocos, las palpitaciones o la dificultad para respirar se ven agravados al consumir varias tazas de café al día.

Y es que a pesar de que los beneficios del café se dejan notar en muchos aspectos, durante la menopausia debemos estar alertas a todas esas sustancias que pueden influir en nuestro estado de ánimo. Si bien son muchas las personas que se sienten más enérgicas y animadas después de tomarse una taza de café, también es verdad que uno de los trastornos más frecuentes de la menopausia, como es la ansiedad, puede verse agravada por la cafeína.

Otro de los síntomas por los que conviene mantenerse alejada del café en la menopausia es el insomnio. Los problemas para conciliar el sueño son frecuentes en esta época y es mejor tomar bebidas relajantes como infusiones de tila o pasiflora que no aumenten el nerviosismo o la irritabilidad.

El consumo de café en la menopausia

Pero siempre advertimos que no debemos tomarnos la menopausia como una etapa llena de trastornos y restricciones. Evidentemente tendremos que aprender a cuidarnos más, a llevar una alimentación más ligera y abandonar ciertos hábitos perjudiciales como el tabaco y el sedentarismo. Pero también debemos procurar que los cambios que hagamos en nuestro estilo de vida no sean tan radicales como para echar de menos algunas costumbres.

Una taza de café en el desayuno puede marcar la diferencia para muchas mujeres entre empezar el día activas y con ánimo o afrontar la jornada decaídas y fatigadas. Además, el café puede despejar la mente evitando la falta de concentración o la pérdida de memoria, que también es frecuente en la menopausia.

Dicho esto, la moderación es la clave si queremos mejorar nuestra calidad de vida en la menopausia. Así que una taza o dos de café por la mañana que nos ayuden a reactivar el organismo no van a perjudicarnos y podremos seguir disfrutando de todos sus beneficios.

Laura Vélez  •  lunes, 3 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x