Las vitaminas que necesitas en la menopausia

Las vitaminas que necesitas en la menopausia

Aunque siempre aconsejamos no afrontar la menopausia con los miedos tradicionales, no podemos obviar las consecuencias que para nuestra salud tiene la falta de producción de hormonas que pueden derivar en verdaderas complicaciones para la salud.

Nos estamos refiriendo especialmente al debilitamiento óseo y del sistema inmunitario, así como a las enfermedades cardiovasculares. Por eso, cuando llegamos a la menopausia es muy importante acompañar nuestra dieta equilibrada de ciertos suplementos y vitaminas para reforzar nuestras defensas.

Vitaminas en la menopausia

Sabemos que uno de los trastornos más habituales de la menopausia son los problemas óseos, como las fracturas o la osteoporosis. Para reforzar los huesos en esta etapa lo mejor es proporcionar a nuestro cuerpo un extra de calcio, que puede ser en forma de una alimentación basada en lácteos o ayudándonos de suplementos.

Pero para conseguir todo el calcio que necesitamos para unos huesos fuertes, debemos tener en cuenta la vitamina D, que es la encargada de que nuestro organismo absorba todo el calcio que tomamos. La vitamina C también es muy necesaria en la menopausia para reforzar nuestras defensas, además de que ayuda a producir más estrógenos.

Por su parte, la vitamina B6 reduce la hinchazón y la vitamina E alivia algunos de los síntomas de la menopausia como los sofocos y la irritabilidad. Esta vitamina E también ayuda a prevenir el insomnio, tan frecuente en esta etapa y hay estudios que la relacionan con una menor incidencia del cáncer de mama.

A vueltas con las isoflavonas de soja

Hay quien considera las isoflavonas de soja como la panacea, el mejor remedio contra los síntomas de la menopausia. Y hay quien piensa que la moda por las isoflavonas es tan solo producto del marketing publicitario. Lo que sí parece confirmado es que las mujeres asiáticas, que consumen grandes cantidades de soja, sufren menos los trastornos de la menpausia.

Así, quienes cantan las virtudes de las isoflavonas nos hablan de este suplemento que ayuda a equilibrar los niveles de estrógenos, así como a regular el colesterol. También alivia los clásicos síntomas de la menopausia como los sofocos, los cambios de humor, la menstruación irregular y hasta la sequedad vaginal.

Por si fuera poco, parece que incluir las isoflavonas de soja en la dieta habitual durante la menopausia ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer de mama. En cualquier caso, si bien puede que no sea el elixir de la eterna juventud, un suplemento de isoflavonas no va a perjudicarnos en nada y sí a beneficiarnos con sus propiedades fitoestrogénicas.

Laura Vélez  •  sábado, 1 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x