Sangrado después de la menopausia: conoce las causas

En estos casos es necesario acudir al médico para descartar problemas

Tamara Sánchez

Sangrado después de la menopausia: conoce las causas

El tabú que ha existido siempre respecto al cuerpo de la mujer y sus procesos naturales ha hecho que muchas veces ignoremos determinados síntomas que pueden estar indicándonos que algo va mal, señales que nos manda nuestro propio organismo, pero que no nos atrevemos a consultar.

El caso es que muchos problemas ginecológicos podrían evitarse si acudiéramos a las revisiones habitualmente y si consultáramos con un especialista cualquier duda que tengamos. ¿Es normal sangrar después de la menopausia? ¿Debo preocuparme y consultar con el médico o lo dejo pasar? Despejamos las dudas de los sangrados postmenopáusicos. ¡Muy atenta!

Sangrar después de la menopausia

Como hablamos de temas de salud, no vamos a arriesgarnos a determinar por nosotras mismas lo que es normal y lo que no. Partimos de la base de que cualquier sangrado irregular antes, durante o después de la menopausia debe ser consultado con un especialista.

Es cierto que muchas mujeres están acostumbradas a ciclos menstruales irregulares, también es cierto que durante la perimenopausia son muy frecuentes los sangrados fuera de la fecha prevista. Pero lo que debemos tener en cuenta es que la menopausia se caracteriza por la ausencia total de menstruación.

Además de los síntomas y trastornos típicos que se producen durante la menopausia (mareos, sofocos, insomnio…), lo que realmente la caracteriza es esta ausencia de menstruación. Para que  se considere que una mujer ha entrado en la fase menopáusica debe haber estado sin menstruar como mínimo durante un año completo. De esto se deduce que no es normal sangrar una vez pasado ese periodo de tiempo y que, por mucho que el sangrado nos pueda parecer muy familiar, debemos acudir inmediatamente al médico para que sea él quien realice una valoración y diagnostique a que puede deberse.

En conclusión:

+ Sangrar durante la transición a la menopausia o perimenopausia: SÍ ES NORMAL. A lo largo de esta etapa, la disminución en los niveles de estrógenos provoca que el revestimiento de la vagina se convierta en algo seco y delgado que pierde su elasticidad. Esto hace que el tejido de la vagina se inflame, se irrite o se rompa con facilidad causando sangrado.

+ Sangrar después de la menopausia: NO ES NORMAL. Debes consultar inmediatamente a un ginecólogo. A continuación te dejamos algunas de las causas por las que se puede producir este sangrado postmenopáusico.

Causas del sangrado después de la menopausia

El sangrado después de la menopausia: ¿por qué se produce?

El sangrado después de la menopausia responde a problemas ginecológicos que, si son tratados a tiempo, no revisten ningún problema, pero que si los dejamos pasar pueden convertirse en una complicación seria. Estas son algunas de las posibles razones por las que puede producirse este sangrado:

+ Una de las causas que pueden motivar un sangrado después de la menopausia son los pólipos, localizados generalmente en el endometrio que, si bien no son cancerígenos, deben recibir un tratamiento.

+ Otra de las causas que pueden producir el sangrado después de la menopausia es la reducción del tejido del endometrio producida por la falta de estrógenos (atrofia endometrial). Aunque también puede ocurrir lo contrario, que es lo que se conoce como hiperplasia endometrial y que consiste en un aumento del grosor del revestimiento del útero.

+ El sangrado después de la menopausia también puede deberse a la presencia de fibromas. Los fibromas pueden desarrollarse con facilidad en la cavidad uterina y pueden provocar un sangrado ligero. Por lo general, suelen ser benignos.

+ El sangrado tras la menopausia también podría ser un síntoma de cáncer de endometrio. De hecho, en torno al 20% de las mujeres que sangran después de la menopausia tienen cáncer de endometrio. Es uno de los cánceres más habituales del sistema reproductor de la mujer. No obstante, cuando se diagnostica a tiempo, el tratamiento tiene mucha efectividad.

Pero hay muchas más causas del sangrado después de la menopausia, como el síndrome de ovario poliquístico, la terapia hormonal, el uso de ciertos medicamentos, infecciones y otro tipo de cánceres como el de cuello uterino u ovario. En cualquier caso, insistimos en acudir cuanto antes al ginecólogo no por la gravedad del sangrado, sino para que no derive en un problema serio.

Diagnóstico y tratamiento del sangrado postmenopáusico

Motivos del sangrado postmenopáusico

En la mayoría de los casos, el sangrado postmenopáusico se detiene sin problemas. No obstante, una vez que acudas al médico, él te realizará un examen pélvico a fondo que ayudará a  diagnosticar el problema exacto y a determinar la necesidad o no de un tratamiento específico.

Si te encuentras en la perimenopausia o en la propia menopausia, aprovechamos para recordarte la importancia de realizarte anualmente el test de Papanicolaou o citología vaginal para poder detectar a tiempo un posible cáncer cervicouterino.