Cómo saber si estás entrando en la menopausia

Beatriz Iznaola

El cuerpo femenino experimenta dos etapas muy importantes a lo largo de la vida de una mujer que determinan cómo funciona organismo. El primero es la llegada de la menstruación y el segundo es la desaparición de esta que lleva a la etapa de la menopausia. Esta segunda fase es temida por muchas mujeres, pero no todas sufren los síntomas marcados. Esto sucede, normalmente, a partir de los 50 años de la mujer, aunque puede aparecer antes y también después. No hay una edad fija para esto, igual que no la hay para la primera menstruación, por eso es necesario saber algunas claves para ir preparándote para la llegada de la menopausia. Hay algunos factores muy claros que marcan esto. El principal es la desaparición de la regla; por otro lado, la mujer suele sufrir cambios de temperatura muy extremos y los cambios de humor son aún más fuertes e inesperados.

Claves que determinan que se está llegando a la etapa de la menopausia

El cese permanente de la menstruación determina por completo el comienzo de la menopausia, pero antes de que la regla desaparezca por completo pueden darse algunos síntomas previos a la menopausia en sí. Esta etapa anterior se conoce como climaterio. Así, este concepto abracaría desde la premenopausia y la perimenopausia hasta la postmenopausia. La primera es la que se da en cuanto empiezan a darse irregularidades menstruales. La perimenopausia comprende desde los 12 meses de antes de la menopausia hasta los 12 posteriores a esta que dan lugar, finalmente, a la postmenopausia. 

Las irregularidades menstruales que se dan antes de esta fase, pueden ser las siguientes: un sangrado más abundante, un periodo con mayor frecuencia y duración y un sangrado entre menstruaciones o incluso después de las relaciones sexuales. En cuanto empieza a ocurrir esto lo más recomendable es que se acuda a un especialista que pueda ayudarnos a tratar y a entender la nueva etapa que vamos a vivir.

Los sofocos, aumento de la sensación de calor en abundancia, son otro de los facotres que nos irán haciendo entender que la menopausia se acerca. El insomnio también es un indicador de cambio. Y por supuesto, otro de las determinaciones claras es la falta de apetito sexual que llega de la mano con la menopausia.