Dolores musculares en la menopausia

Es uno de los trastornos más frecuentes en esta etapa

Laura Sánchez

Dolor muscular en la menopausia

Algunos síntomas de la menopausia pasan desapercibidos y no reciben tratamiento por considerarse “achaques” propios de la edad. Es el caso del dolor muscular, tan frecuente en la menopausia y que guarda relación con algunas enfermedades como la osteoporosis y los problemas cardiovasculares.

Como no estamos dispuestas a pasar por alto ninguno de los trastornos de la menopausia y no vamos a rendirnos hasta logar la calidad de vida que nos merecemos independientemente de la edad que tengamos, hemos buscado los mejores remedios para evitar la pérdida de masa muscular en la menopausia.

Los músculos en la menopausia

El dolor muscular en la menopausia se produce por la reducción de masa muscular. Un proceso de deterioro muscular que empieza a partir de los 30 años y que se incrementa a partir de los 50, dejando como muestras evidentes la pérdida de fuerza, el debilitamiento y el mayor riesgo de fracturas.

Por lo tanto, estamos hablando de un problema importante que guarda una estrecha relación con uno de los trastornos más conocidos de la menopausia, como es la osteoporosis y al que debemos prestar toda la atención si queremos mantenernos activas y con energía en la madurez.

Como no podía ser de otra manera, la pérdida de masa muscular está asociada al proceso de envejecimiento, pero también a la disminución en la producción de estrógenos que ocurre durante la menopausia. Así pues, una vez más dirigimos nuestra atención a los cambios hormonales que tanto afectan a nuestro organismo.

Prevenir la pérdida de masa muscular en la menopausia

Prevenir la pérdida de masa muscular en la menopausia

El dolor muscular es un trastorno de la menopausia que podemos prevenir o, en su caso, aliviar con tratamientos muy diferentes. Dado que estamos hablando de dolor generalmente causado por una inflamación de la masa muscular, podemos recurrir a medicamentos como los antiinflamatorios en momentos puntuales.

Pero al ser la falta de estrógenos la causa principal del dolor muscular, la terapia hormonal sustitutiva puede ser una buena opción para reducir cualquier problema muscular. En cualquier caso, y como ocurre en el caso de los problemas óseos, aumentar la ingesta de vitamina D ayuda a reforzar el músculo y a prevenir la pérdida de masa muscular.

Aunque la mejor forma de prevenir y aliviar dolores musculares es dotar a nuestro organismo de los nutrientes necesarios en forma de una alimentación equilibrada y practicar ejercicio físico de forma habitual. Y cuando esto no es suficiente y los dolores musculares persisten, un tratamiento de fisioterapia puede ser la solución ideal.

Remedios caseros para aliviar los dolores musculares durante la menopausia

Remedios caseros para aliviar los dolores musculares propios de la menopausia

No necesitarás ni salir de casa para aliviar los dolores musculares propios de la menopausia. Con algunos sencillos ingredientes y un poco de paciencia podrás obtener algunos remedios naturales muy efectivos

+ Cúrcuma: la cúrcuma es un remedio excelente para el dolor muscular. Contiene un ingrediente llamado curcumina que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Mezcla una cucharada pequeña de cúrcuma en polvo y un poco de miel en un vaso de leche caliente. Bebe diariamente esta mezcla durante varios días para que haga efecto. 

+ Vinagre de sidra de manzana: el vinagre de sidra de manzana ayuda a calmar el dolor articular y muscular eliminando la acumulación de toxinas en las articulaciones y tejidos conectivos. Mezcla una cucharada de vinagre con otra de aceite de oliva y masajea aquellas zonas en las que notes dolor. ¡Notarás un alivio inmediato!

+ Cayena: la cayena posee un componente conocido como capsaicina que tiene propiedades analgésicas naturales. Mezcla en un vaso un poco de aceite de coco y dos cucharadas de cayena en polvo y mételo al microhondas. Cuando esté caliente (no demasiado) aplica la mezcla sobre la zona dolorida y deja actuar durante al menos veinte minutos antes de enjuagar. Repite este proceso varias veces al día hasta conseguir aliviar el dolor. 

+ Ajo: el ajo es muy beneficioso para todas aquellas personas que sufren artritis y dolor articular y muscular debido a su alto contenido de selenio y sulfuro. El sulfuro ayuda a aliviar el dolor en las articulaciones y la inflamación y el selenio tiene propiedades antireumáticas. Incorpora el ajo en tu dieta (ya sea crudo o cocinado) y benefíciate de sus magníficas propiedades. 

¿Estás en la menopausia y tienes dolores musculares? ¿Conoces algún otro remedio para aliviarlos?