Tengo la menopausia, ¿hasta cuándo debo seguir usando anticonceptivos?

El momento en el que debes dejar los métodos anticonceptivos

Laura D

Muchas mujeres tienen dudas sobre cuándo dejar los anticonceptivos

La etapa en la que la mujer deja de ser fértil se conoce como menopausia. Sin embargo antes de que llegue suele haber una etapa premenopáusica. Esto es, una fase en la que las mujeres comienzan a tener trastornos en los ciclos menstruales y su cuerpo comienza a disminuir la producción de estrógeno. El cuerpo, en definitiva, se va preparando para la menopausia. 

Cuando algunas mujeres llegan a esta fase les surgen miles de dudas, como si deben seguir utilizando los métodos anticonceptivos que les han acompañado hasta ahora. Si tienes la menopausia, ¿hasta cuándo debes seguir usando anticonceptivos? Tenemos la respuesta a todas tus preguntas.

¿Cuándo debes dejar de tomar anticonceptivos?

Se considera que hemos entrado en la menopausia al estar más de un año sin menstruación. Si durante este período hemos tenido pérdidas significa que aún estamos en la fase premenopáusica. Es importante que sepas que no existe un método eficaz que nos indique si hemos dejado ser fértiles de forma definitiva. Esto lo sabremos con el tiempo.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que, si bien es cierto que la fertilidad va disminuyendo de forma gradual pasados los 30 años, la etapa premenopáusica no es una señal fiable para pensar que ya no tenemos riesgos de embarazo. Porque los hay. Y además es importante que recuerdes que, a partir de esta edad, las probabilidades de alteraciones, complicaciones y riesgos se multiplican. 

Por eso, debes tener presente que aunque las menstruaciones empiecen a ser irregulares es muy improbable que no vuelvas a tenerla. Lo más posible es que te vuelva a los 4 o 6 meses, y que la duración de este proceso se alargue durante varios años. 

La recomendación general de los ginecólogos es mantener los anticonceptivos durante dos años después de haber terminado la última regla. Si pasado este período no hemos vuelto a tener menstruaciones, podremos dejar los anticonceptivos. Pero si, por el contrario, vuelve a bajarnos durante ese período, volveremos a empezar la cuenta de los dos años dese esa regla. De esta manera podremos asegurarnos dejar los anticonceptivos sin preocupación. 

Los anticonceptivos en la menopausia

Síntomas de la menopausia

A algunas mujeres les resulta difícil identificar si están entrando en la fase menopáusica. Esta llega alrededor de los 50 años aunque la fase previa puede llegar a los 40 o incluso antes. En cualquier caso, se pueden tener en cuenta algunos síntomas para aclarar si se tiene la menopausia o no

+ Sofocos

Los sofocos son el síntoma más común y reconocible de la menopausia. Se trata de calores repentinos causados por la reducción de la producción de estrógeno. 

+ Trastorno del sueño

Los sofocos, a su vez, pueden provocar algo de fatiga o irritación. Y si se producen por las noches, acaban perturbando el sueño de quien los padece. 

+ Cambios de humor

La menopausia suele ser una etapa en la que podemos encontrarnos un poco más deprimidas, con ansiedad y tener cambios de humor. ¿La razón? El cambio en los niveles de estrógeno puede contribuir a ello.

+ Mareos

Es posible que en algunas circunstancias sintamos mareos más o menos claros. Algunas veces serán leves y otras necesitaremos un período de descanso.

+ Sequedad vaginal

La reducción de estrógeno lleva a tener síntomas de sequedad vaginal y picazón. Esto va unido a las alteraciones hormonales que puedes hacer que no nos apetezca tanto tener relaciones sexuales.

+ Aumento de peso

Muy común entre la mayoría de las mujeres puesto que tanto nuestro metabolismo como la forma de gastar calorías cambia al llegar a esta etapa. Esto hace que sea mucho más sencillo aumentar de peso aunque sigamos teniendo la misma rutina de siempre. 

Si crees que puedes estar acercándote a la menopausia debes acudir al médico para comentárselo, así él puede contemplar la posibilidad de cambiar el tipo anticonceptivo y ver cómo reacciona tu cuerpo. Por ejemplo, en el caso de las pastillas anticonceptivas, puede recomendarte pasar a un método de barrera para que tu cuerpo comience a regularizarse y ver si vuelves a tener períodos.