Causas de los pies secos: descubre los motivos de la sequedad de pies

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Que debemos prestar más atención a nuestros pies es algo que sabemos todas pero que no siempre cumplimos. Cuando llega el buen tiempo queremos lucir unos pies bonitos pero nos damos cuenta de que no presentan el aspecto más adecuado para dejarse ver y el principal problema al que nos enfrentamos es la sequedad. Descubre las causas de los pies secos.

Por qué tengo los pies secos

Son muchos los motivos que pueden favorecer la sequedad de los pies, pero la causa más frecuente de los pies secos es la falta de cuidados y de hidratación. Si todos los días hidratamos nuestros cuerpo y nuestro rostro, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestros pies? Con un sencillo gesto diario podríamos conseguir unos pies más bonitos y sanos.

Pero hay otros motivos por lo que los pies aparecen agrietados y secos. Algunos están relacionados con una alimentación inadecuada y, especialmente, con el sobrepeso. Enfermedades como la diabetes o los problemas de tiroides también aumentan la sequedad en los pies dejándoles con un aspecto áspero y rugoso. Por eso, en algunos casos, conviene consultar cuanto antes al médico.

La elección del calzado también es determinante para el aspecto de nuestros pies. Los pies secos y los talones agrietados encuentran su causa muchas veces en un calzado inapropiado, de materiales sintéticos que aumentan la sudoración o con modelos demasiado estrechos como para dejar que la sangre circule correctamente. Por eso la sequedad suele ir acompañada de otros problemas de los pies como la hinchazón, los callos o el dolor de pies.

En cualquier caso, sea cual sea la causa de los pies secos, es necesario tomar conciencia de que los pies son la parte de nuestro cuerpo más castigada, la que soporta todo nuestro peso y por eso precisamente deberíamos prestarles el doble de cuidados y de atención que a otras partes de nuestro cuerpo. No solo buscamos unos pies bonitos, sino también unos pies sanos.