Pipas de calabaza para prevenir la cistitis

Las semillas de esta verdura ayudan a conciliar el sueño

Beatriz Martínez

Las pipas o semillas de calabaza tienen alto contenido en magnesio, manganeso, proteínas, zinc, vitaminas y minerales. Ayudan a la digestión, tratan la cistitis, previenen enfermedades, ayudan a dormir mejor, mejoran el estado de ánimo y la salud de la piel. ¿Quieres saber todos los beneficios que aporta a nuestro organismo las semillas de calabaza? A continuación te los detallamos.

Beneficios de las pipas de calabaza para la salud

1 Fuente excelente de nutrientes esenciales 

Las semillas crudas de calabaza son una fuente ideal de nutrientes esenciales tales como fibra, proteínas, vitaminas, fósforo, manganeso, hierro y zinc; y no solo eso, además tienen alto contenido en omega-3, muy importante para salud, sobre todo de la mujer. Los antioxidantes presentes de manera natural en las semillas de calabaza ayudan a proteger al organismo contra diversas enfermedades comunes.

2 Menor riesgo de padecer cáncer 

Una dieta rica en semillas de calabaza está asociada positivamente con niveles más bajos de cáncer de estómago, pecho (especialmente en mujeres post menopáusicas), pulmón y colón. A su vez, está demostrado que las semillas de calabaza pueden desempeñar un papel clave en la prevención y el tratamiento del cáncer de mama

3 Regula la insulina

Son varios los estudios científicos que demuestran que tomar pipas de calabaza de forma habitual ayuda a la regulación de la insulina, así como a prevenir complicaciones de la diabetes, puesto que equilibra los niveles de azúcar en la sangre.

4 Grasas saludables y mucha fibra

Como bien sabes, una de las bases de la dieta mediterránea está en reducir el colesterol malo, y para lograrlo te puede ayudar tomar pipas de calabaza. Son ricas en grasas saludables, antioxidantes y además tienen mucha fibra.

5 Mejora la salud del corazón

Las semillas de calabaza son fuente de antioxidantes, magnesio y ácidos grasos, lo que se traduce en un corazón mucho más sano. Incluir en la alimentación semanal las semillas o pipas de calabaza controla la presión arterial y evita los niveles altos de colesterol, dos factores de riesgo en enfermedades cardíacas.

6 Las pipas de calabaza son buenas para el tracto urinario

Un reciente estudio dio a conocer que las semillas de calabaza tienen el potencial de prevenir y tratar los trastornos urinarios. Tenlo en cuenta si es que padeces de infecciones como la cistitis.

7 Mejora el sueño

¿Tienes problemas para dormir? ¿Te cuesta conciliar el sueño? Pues la solución puede estar en las semillas de calabaza. Son una fuente natural de triptófano, un aminoácido que puede ayudarte a conciliar el sueño. El zinc, presente se forma natural en la calabaza y en sus semillas, también puede ayudar a convertir el triptófano en serotonina, la cual se transforma en melatonina, la hormona que regula el ciclo de sueño.

Las puedes comer crudas o tostadas, añadir una pizca de sal o incorporarlas a tus batidos o yogures. Ya tienes un aperitivo de media mañana perfecto. Si lo prefieres, las puedes tomar en la noche con una rica ensalada. ¡Ya no hay excusas que valgan!