5 semillas que tienes que incorporar a la hora de comer

Sergio Gallego

La fibra es realmente importante a la hora de tener una buena salud y evitar problemas de tipo digestivos e intestinales. Una dieta rica en fibra evita la aparición de diabetes, protege el corazón y mantiene los niveles de colesterol óptimos. Es por ello que hay 5 tipos de semillas que no pueden faltar en tu dieta diaria.

5 semillas que no pueden faltar en tu dieta

+ Chía. Las semillas de chía contienen una gran cantidad de fibra por lo que son ideales para mejorar el tracto intestinal y saciar el apetito. Además de ello son ricas en grasas saludables del tipo omega 3 y omega 6 por lo que ayudan a reducir el colesterol malo y evitan problemas cardiovasculares.

+ Linaza. Al igual que ocurre con las semillas de chía, las de lino poseen una gran cantidad de fibra y son una fuente excelente de ácidos grasos omega 3 por lo que no pueden faltar en tu dieta diaria. El consumo habitual de linaza te ayudará a perder peso y a reducir los altos niveles de colesterol en la sangre.

+ Mostaza. Las semillas de mostaza son ricas en ácidos grasos omega 3 y en minerales como el calcio, el hierro, el fósforo o el potasio. El consumo de dichas semillas son perfectas para evitar problemas digestivos como es el caso del estreñimiento. 

+ Sésamo. Este tipo de semillas son ricas en calcio y ácidos grasos poli insaturados realmente beneficiosos para todo el organismo. Su consumo es perfecto para bajar de peso y reducir el colesterol. Puedes añadirlas a ensaladas o a productos lácteos como la leche o el yogur.

+ Girasol. Las semillas de girasol son una excelente fuente de ácido oleico y lecitina lo que permite disfrutar de unos excelentes niveles de colesterol. Además de ello, su alto contenido en fibra permite saciar el apetito rápidamente y mejorar todo el proceso digestivo. Debido a su alto aporte calórico, no debes excederte en su consumo.