Cistitis durante la menopausia: síntomas y tratamiento

Ponle fin a las infecciones de orina

Cistitis durante la menopausia: síntomas y tratamiento

Las cistitis, o infecciones en la orina, suponen un grave contratiempo hasta el punto de llegar a convertirse en una gran molestia en caso de repetirse continuadamente a lo largo del tiempo. La reducción en la producción de hormonas y el debilitamiento del suelo pélvico son anomalías que se pueden registrar frecuentemente durante la menopausia lo que, a su vez, puede generar problemas asociados a la cistitis como pérdidas de orina o prolapsos de la vejiga. Dado este escenario, una época tan delicada para las mujeres como es la menopausia puede devenir en una situación bastante complicada.

Causas de la frecuencia de la cistitis durante la menopausia

Cistitis durante la menopausia: síntomas y tratamiento

Los factores de riesgo más comunes que provocan la aparición frecuente de cistitis durante el desarrollo de la menopausia son, por un lado, los bajos niveles de estrógenos vaginales que provocan un descenso en la flora de la zona y, por tanto, de los mecanismos de defensa que evitan la entrada masiva de bacterias. Por otro lado, otros factores de riesgo a tener en cuenta son la existencia de un prolapso en la vejiga –descolgamiento de este órgano que provoca que no se vacíe convenientemente- y las pérdidas de orina debidas al padecimiento de una incontinencia urinaria.

Podemos inferir por tanto que estas causas pueden darse tanto durante el progreso de la menopausia como fuera de la misma, salvo en la propia cuestión hormonal que resulta más característica de esta etapa. Igualmente, sea cual sea nuestra situación, si comenzamos a identificar frecuentemente síntomas relacionados con la cistitis, habremos de consultar rápidamente con nuestro médico de cabecera con el objetivo de definir claramente un diagnóstico certero del problema.

Además de la medicación al uso, que suele estar representada por la prescripción de antibióticos, es posible explorar otras vías dependiendo de la gravedad que presente nuestro caso concreto. Los estrógenos por vía vaginal resultan un tratamiento médico muy frecuente en aquellas mujeres menopáusicas que padecen atrofia vaginal ya que pueden ayudar a mantener el pH vaginal y a reducir las infecciones de este tipo. Otra opción reside en la cirugía, especialmente en los casos que dispongan algún tipo de bulto asociado a la infección en la orina.

Marta Valle  •  jueves, 16 de noviembre de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x